El depredador de enamorados, mataba a las parejas que se topaba

Tras una decepción amorosa, el criminal mataba a todas las parejas con que se topaba
Ricardo Ham
13/01/2017 - 05:00

La noche encontraba su momento más oscuro, eran pocos los valientes que se atrevían a caminar por la calle y dirigirse a aquel bar, dentro  todo era música y luces neón, jóvenes bebiendo y  mujeres solas eran el día a día del concurrido salón.

Tras la barra se encontraba Daniel, su mirada siempre vigilante sabía perfecto todas las historias que se desarrollaban ante sus ojos, pero esa noche no despegaba su vista  de un par de enamorados al fondo del salón, en la mente de Daniel se repetía una vieja historia, la ojeada vigilante pronto se transformaba en rencorosa, los celos enrojecían su piel, los vasos en su mano cedían ante la fuerza del puño; el odio llegaba puntual a la cita.

Daniel observaba e imaginaba lo que sucedería, estaba preparado para todo, no era la primera vez que en su mente planeaba paso a paso su venganza, sólo restaba elegir el arma y cuánto tiempo esperaría, hasta dónde permitiría que, a quien él consideraba su novia, se divirtiera con alguien más. La respuesta llegó pronto, los pasos firmes de del barman siguieron a la reciente pareja, la mirilla se dirigió a la frente de los enamorados, los casquillos salieron volando del revólver, la sangre salpicó el rostro de Daniel, que en ningún momento cerró los ojos, miró caer a quienes, en su mente, lo traicionaron.

El nombre de Daniel Audiel López, de 47 años, se suma a la larga lista de asesinos seriales mexicanos, homicida confeso de ocho personas, seis mujeres y un hombre. 

Audiel firmó su propia declaración, en la que acepta haber ultimado a estas personas por los celos que le producían mirar a sus parejas sentimentales divertirse y hablar con otros hombres.

Daniel trabajaba en un humilde bar de Ciudad Juárez, él mismo acepta que usaba el lugar para vender drogas a los asistentes. Llegó al sitio tras cumplir una pequeña condena en Chiapas por el asesinato de un hombre, posteriormente se trasladó a Ciudad Juárez, donde se relacionó con un cártel local.

Los homicidios de mujeres iniciaron en la ciudad fronteriza, en noviembre de 2006 inició la cadena de crímenes: la primer víctima fue María Marín, ultimada de un disparo en la cabeza, el arma utilizada fue una calibre.22, junto a ella cayó un presunto amante.

A mediados del siguiente año, en junio de 2007, atacó a Teresa Carballo, clavó 4 veces un puñal en su abdomen, a finales de 2008 Daniel degolló a  Dolores Rodríguez, quien murió con heridas en garganta y abdomen. Las dos siguientes víctimas murieron de sendos disparos en la cabeza: Guadalupe Espinosa Aguilar y Carmen Ivonne Caballero, ex parejas sentimentales del homicida. Todas las víctimas fueron atacadas al interior de sus propios domicilios. Se le suma la muerte de José Pérez, ocurrida en diciembre de 1998 en aquella ciudad fronteriza.

Con la colaboración de las autoridades de Chiapas y Chihuahua el asesino pudo ser capturado y relacionado con los ocho asesinatos.

TU REACCIÓN
¿QUÉ TE HA PROVOCADO ESTA NOTICIA?
0
QUE CHIDO
0
QUE PICANTE
0
QUE HORROR
0
ME IMPACTA

CONVERSACIONES EN FACEBOOK