ENIGMAS: Casos de fantasmas en México

La capital del país siempre se ha caracterizado por las leyendas de diferentes zonas de la urbe
31/10/2015 - 11:59
En la ciudad de México existen una cantidad impresionantes de historias de aparecidos y fantasmas, algunos de ellos han logrado sobrevivir a lo largo de los siglos.
 
Uno de estos casos lo encontramos en Xochimilco, con don Julián Santana, el dueño de la Isla de las Muñecas, quien en los años 50 cultivaba verduras y las vendía en el tianguis principal de esta demarcación. 
 
Con el paso de los años, se dedicó a recoger las muñecas que eran tiradas a la basura y que en la actualidad, rodean este sitio.
 
Al llegar, los visitantes son recibidos por decenas de cabezas y cuerpos de muñecas que le dan un toque muy especial y llegan a espantar a más de uno.
 
Esta isla se ha convertido en un punto obligado para los turistas y tiene una advertencia que refieren los lugareños: 
“Ay de aquel que venga a Xochimilco y no visite la chinampa de don Julián, el señor de las muñecas, ya que seguramente el espanto lo espantará”.
 
también en el centro. En el libro “Voces del más allá” su autor, Francisco Domínguez de la Rosa narra un caso impactante: “señora Gaona (pariente del matador de toros, Rodolfo Gaona), quien tuvo la urgencia de ir a buscar a un doctor y se dirigió a las calles de Argentina y Justo Sierra, ubicadas en el primer cuadro de la Ciudad de México. La casa del galeno se encontraba a un lado de la editorial Porrúa. Cuando la señora Gaona se aproximaba al domicilio del doctor, una mujer apareció en su camino y le preguntó que si iba a buscarlo. La pregunta le llamó la atención y le contestó que sí. Entonces, aquella mujer le dijo que el médico había salido de emergencia y que regresaría al día siguiente. A la mañana posterior, la señora Gaona le comentó lo sucedido al doctor, quien le pidió que se la describiera y al hacerlo, el galeno se quedó de una pieza, ya que era la misma paciente que había ido a visitar y que lamentablemente había fallecido”.
 
ENTRE ALUXES Y CHANEQUES.  Entre las edificaciones y esculturas que conforman el complejo de Yaxchilán, ubicado a orillas del río Usumacinta en el municipio de Ocosingo, Chiapas, y que se caracterizan por tener una gran calidad artística, se encuentra La Casa de los Aluxes, donde se pueden apreciar dos figuras labradas en piedra, cuyos relieves denotan la presencia de seres de esos conocidos como trolls que tenemos de referencia en Europa, es decir, “tienen orejas grandes, nariz prominente y puntiaguda, son regordetes y también un rabo, los mayas testificaron su presencia”, nos aseguró Carlos Guzmán, autor del libro “Tras las huellas de los duendes de México”.
 
Guzmán Rojas nos afirmó que México es un país rico en historias y leyendas de duendes que dependiendo la localidad tendrán un nombre propio como los mágicos seres del mayáb; los aluxes, entidades consideradas como deidades menores de la naturaleza, quienes junto a los chaneques han cohabitado con el hombre y dejado su huella en el colectivo popular a través de los relatos transmitidos por la tradición oral, y que con esta publicación se responden las interrogantes que siempre nos han inquietado sobre su existencia.
 
Además, nos presentan su modo de actuar e interactuar con los humanos. Continua Guzmán “a los chaneques los describen como unos viejitos, chaparritos no más de 60 centímetros; a los aluxes como niños de unos 4 o 5 años desnudos y a los duendes de Chiapas que ven entre la selva los refieren con mucho bello y siempre corriendo”.
TU REACCIÓN
¿QUÉ TE HA PROVOCADO ESTA NOTICIA?
0
QUE CHIDO
0
QUE PICANTE
0
QUE HORROR
0
ME IMPACTA

CONVERSACIONES EN FACEBOOK