MALICIA EN EL PAÍS DE LAS MARAVILLAS

Pues nada. Que en los capítulos que han salido al aire de ‘Pasión y poder’, sí que se andan por las ramas
Redacción
30/10/2015 - 05:00

Romeo y Julieta de petatiux

 

Lupita Reyes

Pasa algo y la consecuencia de ese suceso no llega inmediatamente. Eso ha hecho que la telenovela estelar del Canal de las Estrellas tenga muchos cabos sueltos y se sienta muy lenta. Y no sólo es percepción mía, la semana pasada bajó al tercer lugar de ‘rating’, y eso no es ningún buen presagio.

Pero no nos vayamos tan lejos, con el primer capítulo tuvimos. Nos hablaron de que los personajes de Fernando Colunga   y Susana González iban a ir a una subasta en Nueva York, y no sólo eso, invitan a una pareja amiga, y presumen que tienen reservada una mesa en el restaurante más importante de la Gran Manzana. Los capítulos pasan y nadie vuelve a mencionar el asunto ni se habla de boletos de avión ni de hoteles ni de nada. O sea, fue algo que se les ocurrió poner para que dijéramos: “Huy, qué ricos son los Gómez Luna”, pero en la TV no basta con decirlo, hay que verlo. Para colmo, los restaurantes a los que van en el DF no son ni los más famosos ni los más elegantes. ¿Y así quieren que les creamos?

Otra, la casa que sirve de locación para la mansión Gómez Luna es la misma que vimos en ‘Amores verdaderos’ y ‘Por siempre mi amor’, es decir, en los últimos cuatro años es la tercera vez que Susana González graba en el mismo lugar. Y para seguir con los detalles que hacen ver que esta producción no está cuidada, basta ver la escena en que el personaje de Susana González quiere dejar en libertad a sus canarios. ¿Nadie se informó al respecto? Los animales en cautiverio que son liberados así, de buenas a primeras, se mueren. O cuando el personaje de Fernando Colunga le pregunta a la protagonista si su hijo es realmente de él. Ahí se nota que el original de esta historia fue escrito hace muchos años, cuando las pruebas de ADN no existían. Y es de risa la explicación para no hacerse la prueba genética: “No quiero que se sepa”. ¿Por qué se tendría que enterar medio mundo de eso?

Pero ahí no queda todo, ¿qué tal el hijo malo de Jorge Salinas diciéndole “bastardo” a su medio hermano? No le parece ridículo el uso de esa palabra, sobre todo cuando el susodicho lleva el apellido Montenegro, y en la misma escena aclara: “No soy bastardo, soy el hijo del primer matrimonio de nuestro padre”. Y así le puedo llenar hojas y hojas de observaciones. Se nota que este melodrama se eligió, escribió y produjo en poco tiempo. Y cómo no, si su escritora de cabecera estaba trabajando para Salvador Mejía en ‘Lo imperdonable’, y de un día para otro ya estaba en este dizque Romeo y Julieta del siglo XXI. Y tantos meses de ‘casting’ para elegir a esos actores. ¿En verdad eran la mejor opción? ¿Alejando Nones (quien ya se está quedando pelón) haciéndola de hijo de Marlene Favela, cuando se ven de la misma edad?

También se nota la ausencia de un director de escena, porque el trabajo de Fernando Colunga no es malo, es lo que le sigue de exagerado y fuera de tono.   En general, ‘Pasión y poder’ me quedó a deber. Es cierto que el tema musical de la entrada está ‘padre’, pero no así las imágenes que nos muestran, las cuales son una copia de la serie ‘TrueDetective’ de HBO. Televisa debió darle más tiempo al ’Güero’ Castro para preparar el melodrama estelar y así evitar que las cosas fueran tan obvias y anticuadas. ¿O me va a decir que la manera en que se conocieron los personajes de ‘Minor’ y ‘Renaud’ fue original? Y lo peor, la realización de la escena fue fatal. Ya sé que fue la primera escena que grabaron de la telenovela.

TU REACCIÓN
¿QUÉ TE HA PROVOCADO ESTA NOTICIA?
0
QUE CHIDO
0
QUE PICANTE
0
QUE HORROR
0
ME IMPACTA

CONVERSACIONES EN FACEBOOK