ASESINOS SERIALES: "El 'Chacal' del Bordo"

A Francisco Galván se le atribuyen varios homicidios de mujeres en el oriente del estado de México
Ricardo Ham
30/10/2015 - 05:00
Las viejas y cuarteadas llantas del auto detenían su rodar sobre la grava, el motor rompía el silencio, las grises paredes de la casa en obra negra parecían contemplar el arribo de ese vehículo. Nada bueno estaba por pasar.
 
La humedad y el frío congelante del piso, sólo se comparaban con el helado aire que se colaba por las ventanas de herrería sin terminar. Fue en ese lugar, donde ‘El Chacal’ desahogó toda su ferocidad contra la joven.
 
El hombre arrojó a su víctima al suelo, ella tenía las manos atadas, lo que le impedía defenderse y salvar su vida. La chica no soportó los golpes. El abuso sexual, que ‘El Chacal’ había perfeccionado con el tiempo, se concretó. Los gritos de auxilio quedaron ahogados en esa construcción en obra negra. Estos lugares eran el sitio ideal donde Francisco Galván, ‘El Chacal del Bordo’, usaba para perpetrar sus ataques.
 
Desde hace varios años, el estado de México, sobre todo en los municipios que circundan el Distrito Federal, es que la violencia se ha convertido en sinónimo de cotidianidad. Los periódicos locales han dado aviso de la forma en que los asesinos seriales han tomado a los municipios mexiquenses como centro de operaciones, son varias las expresiones de violencia que los habitantes mexiquenses soportan día a día, sin que los diferentes gobiernos sean capaces de poner un alto a la situación.
 
Francisco Galván fue señalado como responsable de una cadena de homicidios iniciados en 2005. Un año más tarde, en octubre de 2006, se dio la noticia de que el presunto asesino de jovencitas había sido capturado. El modus operandi consistía en secuestrar, violar y asfixiar a las víctimas, quienes eran delgadas, de tez morena, de baja estatura, cabello largo y negro. Posteriormente las dejaba en casas en proceso de construcción o en obra negra.
 
Las mujeres que fueron víctimas de Francisco son: María Inés Martínez, de 19 años, asesinada el 20 de febrero en calles de Ciudad Neza y arrojada en un lote baldío. 
 
Diana Gaona, de 24 años, atacada el 1 de marzo y su cuerpo fue encontrado en un terreno en obra negra en la colonia Arturo Montiel, en Chimalhuacán. 
 
Haydeé Valdez, de 19 años, fue otra víctima y sus restos fueron encontrados en una obra en construcción en la colonia Xaltipac de Chimalhuacán. 
 
Concepción ‘N’, de 16 años, sufrió abuso sexual y su cadáver estaba en la colonia Tlatel Xochitenco. 
 
Una más fue Dulce ‘N’, de 15 años, encontrada muerta el 13 de marzo 2006, en la colonia Tlatel Xochitenco.
 
La última víctima fue Isabel ‘N’, de sólo 12 años, quien fue asesinada el 13 de octubre a bordo de una camioneta. La menor fue atacada y estrangulada con una corbata. El cuerpo lo hallaron en una obra negra en la calle
 
Toltecas, Colonia Tepalcates, en Chimalhuacán.
 
Paralelo al caso de ‘El Chacal del Bordo’, el mismo 2006, los periódicos dieron el campanazo al anunciar la posibilidad de que por las calles del estado de México estaba suelto un asesino en serie cuyas víctimas eran choferes de taxis y microbuses, se llegó a calcular en 16 el número de asesinatos cometidos por este personaje ubicado en los municipios de Valle de Chalco, Ixtapaluca y Los Reyes La Paz.
TU REACCIÓN
¿QUÉ TE HA PROVOCADO ESTA NOTICIA?
0
QUE CHIDO
0
QUE PICANTE
0
QUE HORROR
0
ME IMPACTA

CONVERSACIONES EN FACEBOOK