¡Clarketazo!

Los deportes son más que eso. Además de mover masas y lograr una distracción social, el mundo del entretenimiento se compagina con este “monstruo”
Mauricio Clark
30/09/2014 - 15:45

PASIÓN DEPORTIVA

Los deportes son más que eso. Además de mover masas y lograr una distracción social, el mundo del entretenimiento se compagina con este “monstruo” generador de estrellas... y millones de dólares.

Qué rápido se pasa el tiempo. Hace apenas 17 años me encontraba haciendo mis “pininos” en esta vertiginosa y apasionante carrera en los medios de comunicación.

Jorge Camacho, hoy diputado en el estado de Guerrero, me brindó la primera oportunidad de estar ante un micrófono. Recuerdo los nervios que sentí al entrar a Grupo ACIR y a la  apenas inaugurada estación radial llamada Superdeportiva  1180 (Estadio W), encabezada por mis primeros jefes y hoy, queridos amigos, Francisco Javier González y Ciro Procuna.

Comencé contestando teléfonos y poco a poco fui descubriendo la magia que existe detrás de un balón de futbol, de unos olímpicos, de una medalla.

Hoy en día la oferta deportiva que ofrecen los medios de comunicación en México es inmensa. Por algo, el periódico más leído y vendido en nuestro país está repleto de los equipos de la liga nacional, inglesa o española.

Hace apenas unos años, el deporte dejó de ser amateur y dio paso a los títulos profesionales porque los empresarios se dieron cuenta de lo redituable que era contratar a un atleta como imagen de su producto o bien, las ganancias estratosféricas que genera cada transmisión y comentar sobre el desempeño de los deportistas cada fin de semana.

El abanico del entretenimiento es cada vez mayor; Fox Sports, Espn, Azteca Deportes, Televisa Deportes, por mencionar algunos, optaron por mezclar a las dos industrias más grandes (espectáculo y deportes) para ofrecer lo que el público demanda.

Por algo, el ingrediente principal en un Súper Tazón es el artista invitado en el medio tiempo. Por algo, la inauguración y clausura Olímpica siempre se apoyan en las estrellas invitadas a cantar o actuar. Por algo, en las transmisiones de todas estas cadenas enfocadas al mundo deportivo buscan reunir a las máximas figuras del entretenimiento. Por algo, las secciones más leídas de cualquier diario nacional, son justamente las de deportes y espectáculos. Por algo, las revistas más leídas cada semana no son meramente las políticas, sino las que están llenas de chismes y rumores, esas que siempre encontramos en las estéticas, en los consultorios y en mi baño (lo confieso).

Los deportes dejaron de ser sólo títulos, marcas y récords. Atrás quedaron los tiempos del ideal olímpico citius, altius, fortius y se convirtieron pues, en una hermosa distracción que semana a semana, nos hace olvidar al menos por unas cuantas horas, de los problemas y la realidad a la que nos enfrentamos día a día en un mundo cada vez más globalizado.

El menú es bastante grande y las opciones cada vez más amplias. La decisión es tuya (o mía de la mano de un bote de helado) porque a final de cuentas, el show es el mismo, sólo cambian de nombre los actores. La vida en sí es un deporte. Disfrútala y juega siempre limpio.

5, 4, 3, 2, ¡CLARKETAZO!

Sígueme en twitter: @clarketo 

 

TU REACCIÓN
¿QUÉ TE HA PROVOCADO ESTA NOTICIA?
0
QUE CHIDO
0
QUE PICANTE
0
QUE HORROR
0
ME IMPACTA

CONVERSACIONES EN FACEBOOK