ENIGMAS

Las fuerzas armadas de Chile investigaron por años un fenómeno que no lograron explicar
Yohanan Díaz Vargas
30/05/2015 - 23:04

Recientemente el Comité de Estudios de Fenómenos Aéreos Anómalos, CEFAA, organismo que investiga Ovnis dependiente de la Dirección General de Aeronáutica Civil de Chile dio a conocer una investigación sobre un avistamiento, un caso que fue etiquetado como AGA. El trabajo, realizado por 30 personas en 3 años no pudo dar una explicación científica a este fenómeno.

El 3 de septiembre de 2012 a las 19:45 horas elementos de la Fuerza Aérea Chilena avistaron 5 luces voladoras anómalas sobre la Academia de Guerra Aérea ubicada en Santiago.

Se trató de luces muy intensas que con el pasar de los segundos perdían altitud, pero continuaban desplazándose hacia el lugar donde se encontraban los testigos.

El general en retiro y actual director del CEFAA, Ricardo Bermúdez, aseguró que tres militares atestiguaron esto.

“Cuando estaban cargando combustible vieron cinco luces. El Sargento creyó que se trataba de un helicóptero que estaba ensayando para la parada militar. Lo más extraordinario es que al cabo de unos minutos, los objetos detuvieron su vuelo para luego comenzar a realizar extrañas maniobras, girando sobre su propio eje”, relató el alto oficial.

El Comité dio a conocer un documento con la investigación. Ahí se incluye un resumen de los testimonios de los implicados en este avistamiento sin mencionar sus nombres.

El sargento señaló en su declaración que la nave era ovalada con domo y con muchas ventanas de las que salían luces. Sin embargo, el objeto no hacía ningún ruido.
 Esta versión coincide con la del principal testigo, un paramédico que grabó el fenómeno con su teléfono celular.

En tanto, el tercer y último testigo, el conductor de una ambulancia quien también grabó unos segundos, tuvo que parar la filmación ya que su celular no alcanzaba a registrar el suceso.

Este episodio duró entre 3 y 5 minutos. Las luces eran redondas y tenían un tamaño como la de un auto, de acuerdo con las declaraciones escritas de los tres testigos.

Las grabaciones en video que fueron empleadas para sustentar la investigación dejan en claro que los militares estaban muy emocionados y que no daban cabida a lo que miraban.

Un hecho que mantuvo en vilo a diversas áreas del Ejército.

También a los aeropuertos, así como a los especialistas en meteorología que durante 3 años investigaron y examinaron todos los antecedentes.

La investigación también concluyó que los tres testigos son personas normales y confiables, las cuales presenciaron un fenómeno aéreo lumínico que alteró su conducta habitual. Con esto, se estableció que no se podía explicar el caso.

Esto demuestra la transparencia de una instancia gubernamental que estudia el tema Ovni y que de manera abierta y frontal a la sociedad chilena le ha informado lo que diferentes instancias hallaron en su investigación. Este es un acto que debemos de aplaudir y que debería de ser retomado por las otras oficinas encargadas del tema Ovni en América Latina.

TAGS

TU REACCIÓN
¿QUÉ TE HA PROVOCADO ESTA NOTICIA?
0
QUE CHIDO
0
QUE PICANTE
0
QUE HORROR
0
ME IMPACTA

CONVERSACIONES EN FACEBOOK