ESCÁPESE

El estado de México cuenta con un pueblo que ofrece la riqueza del pasado y grandes atractivos naturales
Viridiana Ramírez
30/01/2015 - 04:30
En este Pueblo Mágico convergen en armonía la naturaleza y un pasado de bonanza minera. 
De esos ayeres hay rastros, como el Museo de Minería y su pieza de oro más pura de todo el mundo. También hay fotografías e instrumentos utilizados para la extracción de plata, oro y zinc.
 
 Por la calle Constitución llegarás al Teatro Juárez, una joya arquitectónica que brilla por sus motivos neoclásicos franceses. Se dice que es el único teatro de estilo isabelino en México.Los domingos se proyectan videos de conciertos y musicales de manera gratuita.
 
Mirador. La caminata debe seguir hacia el Tiro Norte, una construcción de madera que funcionó durante la época minera, para sostener las poleas que subían y bajaban vagones cargados de mineral. Recientemente fue remodelado, lo que permite subir hasta el último nivel a disfrutar de una buena vista del pueblo.
 
Como las compras no pueden faltar, te recomendamos darte una vuelta por el Centro Artesanal, en la avenida del Ferrocarril. Además de textiles, hay cestos tejidos con ocoxal (hojas de pino secas). Si visitas el área de gastronomía, no dejes de probar la “chiva”, un digestivo regional hecho con hierbas y anís que, según los locales, sirve para curarse “del espanto”, entre otras maravillas.
 
Si lo tuyo no es pueblear, entonces las presas Brockman y Victoria son para ti. Estas reservas naturales simulan un inmenso espejo rodeado de bosques de pinos, cedros y se encuentran una frente a la otra, lo que hace posible pasear en cuatrimoto, montar a caballo o la pesca deportiva de truchas, así como si estuvieses en La Marquesa.
Hasta marzo puedes observar mariposas monarcas en el santuario San José del Rincón. 
 
Qué comer.   El Mercado Álvaro Obregón es para quienes gustan de la pancita y las carnitas, aunque también están las panaderías de horno de leña; una pieza dulce y un café de olla con bastante canela no caen mal para empezar el día. 
 
El Vagón es un antiguo furgón de tren convertido en restaurante gourmet. En el menú te encuentras desde enchiladas rieleras hasta mariscos y pizzas. También hay vino y helados flotantes. 
 
No olvides llevarte un dulce típico de Los Refranes, ni echarte una cervecita en la cantina El Gallo de Oro, con más de 110 años de historia.
Por si te atrapa la noche. Renta una cabaña frente a la presa Brockman. La noche con chimenea y cielo estrellado te cuesta 500 pesos, aproximadamente. Reservaciones: 711 125 1079 y 711 125 1766.
 
Cómo llegar. En auto: Conduce por la carretera a Toluca hasta encontrarte con el libramiento a Atlacomulco. Son 133 kilómetros hasta El Oro. Casetas: 261 pesos, viaje de ida. 
En autobús: La línea de autobuses Caminante, en la Terminal Poniente (Observatorio), cubre la ruta por 150 pesos. Tiempo estimado de viaje: dos horas y media. www.tmt-caminante.com.mx

 

TAGS

TU REACCIÓN
¿QUÉ TE HA PROVOCADO ESTA NOTICIA?
0
QUE CHIDO
0
QUE PICANTE
0
QUE HORROR
0
ME IMPACTA

CONVERSACIONES EN FACEBOOK