¡Clarketazo!

Para sorpresa de todos, Anahí adelantó su boda con el gobernador de Chispas, Manuel Velasco, en una ceremonia íntima realizada a las nueve de la mañana
Mauricio Clark
28/04/2015 - 05:00

Una telenovela de la vida real

Es decir, para que la flamante primera dama de uno de los estados con más pobreza en el país, escapara de las leyes indiscretas de los paparazzi.

Y no sé  qué piensen ustedes queridos lectores, pero la verdad creo que no había  necesidad de que la ex actriz, llevara como damas de honor a un grupo de indígenas que posaron con la feliz pareja al término de la ceremonia religiosa, a las puertas de la Catedral de San Cristóbal.  ¿Qué necesidad? ¿Dónde están   los asesores de imagen?  ¿Por qué exponer a las pobres mujeres a la voracidad de las redes sociales? ¿Cuál  fue el resultado? Que las imágenes volaran en la red y que ese grupo de mujeres fueron expuestas y parte de las burlas de los ya famosos ‘memes’.

Uno de ellos era miserable:  “¿Qué  hacen aquí?  Ya váyanse  a limpiar la casa”. En otras palabras dejaron a las invitadas en calidad de trabajadoras del hogar. Una vez más, ¿qué necesidad? Nadie fue capaz de decirle al  ‘gober’, o la primera dama, ex protagonista de telenovelas, que eso, más que dar una imagen de sencillez y austeridad, arrancaría las peores críticas. Increíble.

Pero les comentaba que para sorpresa de muchos, Anahí  se casó  sólo rodeada de  familiares y amigos muy cercanos. La ex  RBD  leyó que así como están  los señalamientos hacia los políticos, ya no es tiempo de realizar celebraciones dignas de cuentos de hadas, o de finales de telenovela. A tanto llegó  —como dicen las personas que se dedican a la grilla—, lo políticamente correcto, que todas esas especulaciones sobre la inmensa lista de distinguidos invitados de la ‘polaca’ y el espectáculo, no fue realidad, o tal vez fueron desinvitados, para no generar críticas.

Pero lo que sí  está  de guión  de telenovela  son esas publicaciones que dejan ver la posibilidad de que Anahí se convierta en la primera dama de este país.  No. Ya es mucho. Claro que existe una posibilidad, porque su esposo tiene de trabajo, gobernar un estado lleno de marginación. Pero que ya lo tienen como una realidad es un cuento chino.

Se imagina usted el argumento de la telenovela: resulta que era una vez, una niña medio chistosa, que hacía  chistosadas en ‘Chiquilladas’, que creció para protagonizar historias como ‘A mil por hora’, y que alcanzó  fama continental con ese poderoso grupo de pop llamado RBD... Y que finalmente un día  llegó un príncipe ‘verde’, que la convirtió  en ‘princesa’ de un reino llamado ‘Chispas’... Y que finalmente puso a sus pies un  país  entero...

¡¡¡No!!!

Ya dejo de inventar, no sea que el dulce cuento, se convierta en una terrible realidad...

5, 4, 3, 2...  ¡CLARKETAZO! 

 

TU REACCIÓN
¿QUÉ TE HA PROVOCADO ESTA NOTICIA?
0
QUE CHIDO
0
QUE PICANTE
0
QUE HORROR
0
ME IMPACTA

CONVERSACIONES EN FACEBOOK