Increíble condición física pese a su discapacidad | LOS INVENCIBLES

Abraham destaca por su voluntad y fortaleza de espíritu; ha ganado competencias y reconocimiento, pese a su discapacidad física
Astrid Sánchez
27/08/2015 - 09:50

Las tardes en el parque de ‘Los Spartans’, sobre avenida Chapultepec, se llenan de hombres musculosos que realizan trucos sobre barras, escaleras y todo lo que les permita demostrar su fuerza y equilibrio. 

Entre ellos destaca Abraham Plaza, un joven de 24 años capaz de realizar las pruebas más difíciles arriba de su silla de ruedas o a un costado de ella. 

Sus brazos lo llevan a la cima de una escalera de tres metros de altura. Amarrada a su cuerpo está su inseparable de silla de ruedas, la cual lejos de ser un obstáculo le ha ayudado a sobresalir en la disciplina conocida como Street Workout (Entrenamiento Callejero). 

“Me motivó que había  mucha gente que me decía que no lo iba a lograr, quise demostrarles que yo sí podía y desde el primer torneo comencé ganando, así  empezaron a creer en mí y a darme ánimos”, comentó.

‘Los Spartans’ lo adoptaron como uno de los suyos desde que vieron la forma en la que hace lagartijas, totalmente suspendido usando sólo los brazos. 

Así comenzó la aventura en el Street Workout, la cual  lo ha llevado a obtener reconocimientos por todo el país y una invitación para ir a España para enfrentarse a los mejores del mundo.

La silla de ruedas no ha sido un impedimento para brillar en las competencias donde se compite al tú por tú con personas que no tienen discapacidad. 

DE TALLA MUNDIAL. Su nivel incluso ha llegado a ser comparado como el de los rusos, quienes son considerados los mejores del mundo.

 Compañeros que comparten el “gimnasio callejero”, en la esquina de avenida Insurgentes, le sugirieron crear su página de Facebook. 

Varios seguidores le han comentado a Abraham que es una fuente de inspiración para realizar deporte y para intentar un nuevo reto.

“Sin querer le empecé a llegar a la gente, incluso hubo quien me dijo que se alejó de las drogas al ver mi trabajo. Ven que si yo puedo, los demás pueden triunfar también”, dijo  orgulloso. 

La condición de Abraham es una secuela de mielomeningocele, un defecto congénito que evita una correcta formación de la columna.

Él sufrió las consecuencias en su cadera y no en la espalda como la mayoría de la gente, por lo  que  puede  ejecutar los ejercicios. 

El próximo objetivo del joven es lograr que los torneos incluyan la categoría En Silla de Ruedas y competir con otras personas que comparten  su condición.

TU REACCIÓN
¿QUÉ TE HA PROVOCADO ESTA NOTICIA?
0
QUE CHIDO
0
QUE PICANTE
0
QUE HORROR
0
ME IMPACTA

CONVERSACIONES EN FACEBOOK