Movimiento que sana y transforma

La danzaterapia hace posible reconectar la mente con el cuerpo y es usada clínicamente
Elizabeth Palacios
27/04/2015 - 03:00

La danza ha formado parte de la historia de la humanidad desde el principio de los tiempos. El movimiento ha dejado huella en nuestra cultura y está plasmado en las pinturas rupestres más antiguas. 

Como parte de los ritos, el arte y la cultura, la danza ha sido siempre esa ventana de libertad para el cuerpo.

Pero para Gina y Laura, la danza fue en realidad la llave de la transformación radical de sus cuerpos, de su vida y, ahora, de la de otras personas que se acercan a Artesa.

Años atrás, las cosas eran muy diferentes para las dos mujeres que fundaron este estudio de danzaterapia. Ninguna se sentía a gusto con el cuerpo que habitaba. Para ambas, la obesidad fue un trastorno que las marcó y las llevó a tener un rechazo profundo hacia un cuerpo con el que habían perdido conexión.

Aunado a ello, hace nueve años, Gina Del Ángel Cabrera sufrió un accidente automovilístico que la llevó a romperse, física y emocionalmente, pues su hermana falleció.

Un año más tarde, cuando tras terapias dolorosas de rehabilitación pudo volver a caminar, Gina encontró la danzaterapia y descubrió que los movimientos creativos se han utilizado en el área clínica.

Curiosamente y tal vez debido a esta misma relación difícil que Gina tenía con su cuerpo, la profesión que eligió fue la de profesional de la nutrición, área donde aplica el conocimiento del movimiento creativo y la danzaterapia.

Y Laura Aguirre también había transitado por un camino de sufrimiento desde un cuerpo al que rechazaba. Ella tenía unos 25 kilos de más, por lo que el lugar menos cómodo para su ser era su cuerpo.

Con la danzaterapia, Laura descubrió que cada vez que aumentaba sus movimientos tenía sensaciones y percepciones distintas de quien era y lo que podía hacer.

Es por ello que ahora tanto en el trabajo que desarrolla con Gina en Artesa, como en su consultorio como psicoterapeuta, utiliza técnicas para desarrollar el lenguaje del cuerpo a partir de consignas personales de cada paciente.

Esa consigna cada uno la toma de acuerdo con su propio sentir, su propia experiencia y desde su historia personal. El primer paso para que la danza y el movimiento puedan ser terapéuticas es el deseo de reconectarte con el cuerpo que eres y ese es el primer cambio palpable y positivo que la gente que practica la danzaterapia puede sentir.

Cuando Laura descubrió esto, se dio el permiso de atraer la dicha con el movimiento de ese cuerpo que, además, poco a poco se fue transformando en uno más flexible, expresivo, poderoso, y perdió esos kilos que lo limitaban.

La danzaterapia es una técnica usada en la psicología que utiliza el movimiento y la danza como un proceso para promover la integración emocional, física y cognitiva del individuo. Su principio básico terapéutico es que mira al ser humano de manera integral y holística, como una unidad; no se puede sanar la mente sin el cuerpo y viceversa. Gina y Laura descubrieron que la danza es para todos los que deseen mover sus cuerpos.

 

“La danzaterapia me ha regalado la posibilidad de confiar en mi cuerpo. Descubrir que me podía sostener sola, que podía mirarme al espejo sin rechazarme”. 

Laura Aguirre, 

fundadora de Artesa.

 

 

¿Quieres saber más de Artesa Danzaterapia?

Visítalas: Cuauhtémoc No. 68 Col. Del Carmen, Coyoacán o contáctalas en su 

página en Facebook: Artesa, Danzaterapia.

 

TU REACCIÓN
¿QUÉ TE HA PROVOCADO ESTA NOTICIA?
0
QUE CHIDO
0
QUE PICANTE
0
QUE HORROR
0
ME IMPACTA

CONVERSACIONES EN FACEBOOK