UN GAY CHILANGO: La importancia de la homosexualidad en animales

Diversas especies suelen tener tendencias homosexuales
Fernando Rex
26/08/2015 - 05:00
Sí, el reino animal no escapa de esta condición, la cual tiene una alta importancia en la preservación de las especies.
Quizás no lo sepan, pero los animales tienen tendencias homosexuales que en ocasiones —y debido a la selección natural— son esenciales para la preservación de su especie.
 
Actualmente se considera que la única especie homofóbica, —es decir que rechaza las relaciones entre elementos del mismo sexo—, es el ser humano aunque casi siempre por prejuicios e ideas erróneas.
 
En la naturaleza es común que existan comportamientos homosexuales, tanto en machos como hembras; algunos tienen que ver con fines reproductivos y otros hasta con la crianza de individuos jóvenes.
 
Incluso hay casos específicos como el de los monos de la nieve japoneses donde las hembras reportan una alta tendencia al lesbianismo, cuenta un artículo de la BBC, aunque se especifica que es meramente para tener mayor satisfacción sexual.
 
Un caso curioso es el de una especie de escarabajos donde los machos suelen “montarse” entre sí para depositar su semen; si el escarabajo que recibió la descarga se reproduce con una hembra habrá pasado el esperma del primero, evitándole así la necesidad de copular.
 
Casi humanos
 
Bueno, algunos dirán ¿qué tengo que ver con un escarabajo? Así que hablemos de animales más similares al ser humano: los primates.
Existe una especie llamada bonobo, cuyo ADN es en un 98% similar al de los seres humanos, viven en África y son considerados prácticamente bisexuales, de acuerdo con investigaciones científicas.
 
La razón por la que estos animales tienden a la homosexualidad está relacionada con hábitos sociales y de posicionamiento social.
 
Les explico a profundidad: para tener mejores vínculos entre su manada y especialmente con los machos dominantes es común que los bonobos jóvenes mantengan relaciones sexuales con los individuos mayores.
 
Tanto machos como hembras suelen darse besos con lengua, masturbarse mutuamente y hasta frotan sus genitales llegando a conformar tríos y hasta cuartetos de homosexuales, de acuerdo con información de un medio español.
 
Por placer
 
Este punto es muy fácil de ilustrar porque creo que todos hemos visto alguna vez cómo un perro macho trata de copular a otro con incesantes intentos.
Algunos ven esta situación con tintes cómicos, pero les apuesto que no se ponen a juzgar y descalificar al animal, ni le llaman “maricón” pues es algo que ocurre de manera natural.
 
Y en efecto: algunos estudios han reportado que la homosexualidad en animales ocurre en ocasiones por mera satisfacción sexual. 
 
Por crianza
 
También existe información de que algunas especies deciden formar parejas homosexuales para criar individuos abandonados.
 
Esto es común en las aves y se debe a la necesidad de preservar sus poblaciones ante factores como la muerte de los padres criadores.
 
Si un polluelo, —por ejemplo un pingüino— pierde a sus padres, es posible que una pareja conformada por aves del mismo sexo decidan criarlo hasta que sea independiente.
 
¿Por qué no una heterosexual? Pues porque la mayoría de ellas estarán enfocadas en criar y alimentar a las crías que tuvieron y por eso no tendrán oportunidad de enfocarse en las abandonadas.
 
Actualmente, se ha observado la presencia de homosexualidad en alrededor de mil 500 especies del reino animal, demostrando que este comportamiento es más bien natural.
 
Así que ya saben: cuando vean una pareja del mismo sexo besándose o conviviendo, dejen de pensar que se trata de gente con “defectos de naturaleza” o un comportamiento “pervertido”, pues la homosexualidad no tiene que ver con ello.

 

TU REACCIÓN
¿QUÉ TE HA PROVOCADO ESTA NOTICIA?
0
QUE CHIDO
0
QUE PICANTE
0
QUE HORROR
0
ME IMPACTA

CONVERSACIONES EN FACEBOOK