¡Clarketazo!

El Ice Bucket Challenge ha sido uno de los temas recientes más controvertidos en una sociedad como la nuestra
Mauricio Clark
26/08/2014 - 05:00

Un cubetazo de doble moral

El  Ice Bucket Challenge ha sido uno de los temas recientes más controvertidos en una sociedad como la nuestra.

¿Eres de los que opinas que esta “modita” es una verdadera estupidez? O bien, ¿crees que este reto es simplemente un desperdicio de agua?, entonces te invito a que leas esto, seguramente te va a interesar.

Recientemente su “servilleta” (yo mero) fui nominado por mi amigo Adrián Uribe para realizar este desafío. Como macho que soy (macho-menos) me dispuse a realizarlo en cadena nacional para ayudar a que el apoyo pudiera multiplicarse.

Con una cubeta y dos bolsas de hielos, dos compañeros me ayudaron a bañarme con agua helada y de paso dejar todas las partes de mi cuerpo arrugadas y chiquitas por el mismo frío. 

Para ser honestos me sentí bastante bien en poder ser parte de un movimiento con causa, pero mi sonrisa duró menos que el éxito de Flavio César en los 90 al ver la reacción del público. Una lluvia de comentarios negativos, ofensas y hasta improperios llegaron a mis cuentas de todas las redes sociales existentes reclamando el desperdicio de agua, la inconciencia sobre la pobreza mundial y el carente compromiso con nuestro planeta; ¡Ah caray! ¿Qué no precisamente estábamos haciendo lo opuesto?

Nuestra sociedad se ha caracterizado por tener una doble moral donde ofendemos, mentimos y robamos, pero somos los católicos más creyentes y devotos; nos olvidamos que el cambio que necesitamos debe nacer en nosotros mismos. El Ice Bucket Challenge no es otra cosa que una causa benéfica que nos une a donar y a conocer una enfermedad. 

Me parece en verdad curioso el hecho que en una sociedad donde lavamos el coche con manguera, cantamos más de 3 canciones en la regadera (cosa que nos hace gastar lo equivalente a 10 cubetas de agua), jamás reciclamos la misma para reutilizarla, preferimos consumir agua embotellada antes que hervirla y encima evitamos donar a cualquier causa benéfica, nos enojemos y saquemos al “ecologito” que llevamos dentro por el “desperdicio” de cubetas de agua. 

Para ti amigo lector que  has visto a diversos conductores, cantantes y hasta comediantes echarse una cubeta de agua con hielos en la cabeza y no sabes la razón te la explico: este movimiento surgió  hace dos meses y es una campaña publicitaria solidaria que busca generar conciencia poniéndose en el lugar de las personas que padecen una enfermedad muy extraña llamada Esclerosis Lateral Amiotrófica (ELA, o ALS por sus siglas en inglés), enfermedad degenerativa progresiva que ataca las neuronas motoras, haciendo que el cuerpo se sienta como si le tiraran una cubeta de agua fría, ya que el organismo baja  su temperatura. El caso de este acto “chusco” no es otro que unirnos en un sentimiento de empatía con aquellas personas que sufren esta enfermedad y, como consecuencia, donar e invitar a hacerlo.

Te invito a ti  amiga revolucionaria y a ti querido compadre ecologista que si quieres salvar a nuestro planeta comiences por ti mismo; báñate con menos agua, aprende a reciclar la basura, evita utilizar el coche   y en caso que todo esto salga de tu alcance dona como nosotros hemos donado.

Si aún crees que esto sigue siendo una estupidez, te invito ahora a que le eches un vistazo a las cuentas bancarias de dicha fundación. Gracias a este movimiento, se han logrado recaudar en cuestión de días poco más de 80 millones de dólares en el mundo. Ha valido la pena, ¿no creen?

Ayudemos a hacer una sociedad compartida, un entorno generoso, pero sobre todo una humanidad que sepa ayudarse mutuamente.

¿Qué piensas de esto?

 

Comparte tu opinión conmigo a través de twitter: @clarketo

TU REACCIÓN
¿QUÉ TE HA PROVOCADO ESTA NOTICIA?
0
QUE CHIDO
0
QUE PICANTE
0
QUE HORROR
0
ME IMPACTA

CONVERSACIONES EN FACEBOOK