¡Clarketazo!

Hace más de dos décadas, una nueva era informativa y de entretenimiento acaparaba los horarios estelares de la TV mexicana; veinte años después las cosas han cambiado
Mauricio Clark
25/09/2014 - 05:00

¿Qué pasa con TV Azteca?

Tras el cierre de la televisora gubernamental Imevisión, llegaba a México en 1993 una propuesta diferente en las pantallas chicas de un país que durante décadas, no contaba con otra opción en televisión abierta más que los cuatro canales de Televisa y Canal 11.

Con bombo y platillo el consorcio de Ricardo Salinas Pliego hizo su entrada triunfal en este negocio con programas de revista y noticieros. Automáticamente las miradas de millones de televidentes voltearon a un “abanico” que ofrecía nuevos productos y rostros diferentes.

Hechos de la noche con Javier Alatorre logró incluso remontar el horario nocturno contra un equipo sólido que, durante años, fue liderado por la empresa de Emilio Azcárraga Jean. Si vamos al tema deportivo, el rey de reyes, José Ramón Fernández y su gran equipo de Depor TV, acaparaban cada domingo la sintonía en los televisores de todo México. En programas de entretenimiento, la periodista y conductora Pati Chapoy logró conquistar a la audiencia con cifras que hace mucho tiempo no se veían en el horario establecido, ofreciendo una emisión diferente, dinámica y que en muy poco tiempo logró desbancar a la competencia, coronándola como la reina indiscutible en estos formatos televisivos.

Si hablamos de las telenovelas, de inmediato nos ofrecieron grandiosos productos. Historias que aún están en nuestros recuerdos gracias a un formato distinto como Mirada de mujer, melodrama realizado y coproducido por Argos, con tintes cinematográficos que mostraba un guión mucho más apegado a nuestra realidad.

Han pasado más de 20  años y los resultados obtenidos en sus inicios quedaron en el olvido. Hoy,  TV Azteca sufre de contenidos poco atractivos. Y no, no escribo esto por el hecho de trabajar en la llamada “Fábrica de sueños”, comparto este texto  porque seguro que, al igual que yo, extrañamos aquellos programas que durante varios años posicionaron a la televisora del Ajusco.

A título personal, creo que a TV Azteca le falta posicionar a su elenco. Cada vez que tengo oportunidad de sintonizarlos, me doy cuenta que cambiaron de conductores, de artistas y de programas y no logran consolidar a uno solo. A mi parecer, no les dan el tiempo suficiente para que sus programas y elenco logren cierta madurez y el resultado casi siempre es el mismo.

No me quedan claro sus horarios ni el trasfondo de sus informativos, mismos que han optado por NO en dar la noticia del día, sino mostrar a través de reportajes, una realidad más apegada al México de hoy, buscando la identificación con el público; la historia del conductor del Metro, la señora que vende quesadillas para pagar la preparatoria de su hija, los días festivos, etc.

Me queda claro que los negocios en la empresa de Salinas Pliego (Elektra, por mencionar sólo uno) son prioritarios ante una televisora que le hace falta dar un golpe duro con programas más sólidos y con formatos más originales, tal y como lo hicieron a principios de los años 90. ¿Dónde estás José Ramón?

Desde aquí mi reconocimiento a Venga la alegría y al Hormiguero, con mi querido tocayo, Mauricio Mancera, porque cumplen con su objetivo: entretener y mantenernos cautivos.

Azteca tiene la infraestructura y la capacidad para ofrecer algo mejor. Ojalá pronto vuelvan a sorprendernos porque sin duda, tiene con mucho con qué y lo mejor de todo es que saben cómo hacer televisión. 

 

 

 

TU REACCIÓN
¿QUÉ TE HA PROVOCADO ESTA NOTICIA?
0
QUE CHIDO
0
QUE PICANTE
0
QUE HORROR
0
ME IMPACTA

CONVERSACIONES EN FACEBOOK