BOCANADA

David Razú buscará dar continuidad a los gobiernos perredistas en la delegación Miguel Hidalgo que pasó más de una década bajo la hegemonía del PAN
Samuel Ocampo
25/03/2015 - 03:00
—¿Quién es David Razú Aznar?
 
—Soy ni uno menos ni uno más. Soy un ciudadano dedicado a la política desde hace ya siete años. Antes de eso me dediqué sobre todo a Economía. Soy economista, estudié en el ITAM, tengo una maestría en la London School of Economics. Tengo casi 12 años de casado, con dos hijos, uno de 10 años y otro de nueve, y creo mucho en la participación política. Creo que ha sido el canal que yo he encontrado para servir y  transformar la realidad, que es lo más importante que tenemos que hacer en la política.  Diría, como dicen mucho por ahí, que llegué y vi una realidad que no me gustaba. Todos tratamos de cambiarla desde distintos oficios.
 
—¿Edad?
 
—41 años.
 
—¿Cuál es tu canción preferida?
 
—‘Mil razones’, de Juan Luis Guerra.
 
—¿Con qué película lloras?
 
—Lloro generalmente con las historias de padres e hijos, madres e hijas, o mezclado. Una con la que lloro invariablemente es ‘Cinema Paradiso’, la he visto 20 veces, 20 veces lloro.
 
—¿No lloras con la de ‘El niño con el pijama de rayas’?
 
—¡Ay, quién no llora con esa película, es imposible no llorar con esa cinta!
 
—¿Religión?
 
—La verdad es que estoy bautizado, confirmado y casado por la religión católica, pero…
 
—¿Hiciste la primera comunión? 
 
—Sí, claro, tuve que hacerla para casarme.
 
—¿No la habías hecho?
 
—No, la hice cuando me casé, ya grandecito, tenía  29 años.
 
—¿Dónde vives?
 
—Actualmente vivo en la  Escandón. Viví muchos años en la Condesa, de hecho ahí mismo sigue estando la casa donde viví, que  es propiedad de mi mujer, que la estamos arreglando, seguramente para ser puesta en venta dentro de poco.
 
—¿No suena como una estrategia federal de que esté a nombre de tu mujer?
 
—No. Está en mi declaración patrimonial, que es pública, y tanto impacta para mí que esté en la declaración patrimonial si es de mi mujer o no. Está a nombre de mi mujer por una decisión familiar. Es una casa que se compró en 2012, antes de que yo entrara a la delegación. Y después, cuando tomé la decisión de que iba a competir por la delegación, desde principios de año, pues entonces alquilé este departamento que es donde nos mudamos. Desde luego tenemos cosas en la casa porque está siendo arreglada.  Actualmente estamos viviendo aquí en la  Escandón.
 
—¿Negro-amarillo o turquesa?
 
—¡No!, ¿qué pasó? ¡Negro-amarillo, completamente!
 
—¿Turquesa, nada?
 
—Desde luego agradezco muchísimo el apoyo que nos está dando la suma tanto del PT como de Nueva  Alianza a la candidatura. Es el mismo proyecto, el proyecto que venimos construyendo, armando y que mientras más se sumen, pues mejor. Muy soberbio me parecería de cualquier candidato decir: ‘No, yo no quiero que me apoyen’, pues si viene un partido y te dice: ‘Me parece que tu proyecto es el mejor y me parece que tu candidatura es la mejor’, pues lo que se hace es agradecer y reconocer.
 
—Si Laura Ballesteros te quisiera regalar un perfume, ¿cuál le dirías que es tu fragancia favorita?
 
—¿Y por qué habría de regalarme un perfume Laura…? La verdad es que uso un solo perfume desde hace 15 años, Le Male.
 
—¿Qué te gusta bailar?
 
—Salsa.
 
—¿Cuál es la canción que te hace bailar?
 
—’Vivir lo nuestro’, de Marc Anthony. Esa canción me fascina, casi lo que me pongas de Marc Anthony.
 
—Xóchitl Gálvez dice que es muy mala para el baile, ¿le enseñarías?
 
—¡Hombre, encantado! Yo tampoco soy muy bueno, pero con mucho gusto.
 
—¿La llevarías al baile?
 
—Ja, ja, ja, iría con ella.
 
—¿Se está eclipsando el PRD en el DF?
 
—¡N’ombre, para nada! Siempre he sido muy crítico de mi partido, eh, no es novedad. Creo que hay muchas cosas qué corregir, pero creo que estamos llegando bastante vigorosos a esta elección.  Se han dado las salidas de algunos compañeros, pero creo que el partido está sólido.
 
—Dicen que en la delegación Miguel Hidalgo se hacen buenas fiestas, ¿es cierto?
 
—Este… en la delegación Miguel Hidalgo tienes  muchas zonas que son de entretenimiento y  diversión.
 
—¿Entre ellos la Rotonda de las Personas Ilustres?
 
—No. Ése es un tema que pasó, que tuvo consecuencias legales, jurídicas. Una acción inmediata  por parte del delegado y las sanciones correspondientes. Un hecho, pues, lamentable y reprobable.
 
—¿Crees que si pido de nuevo la Rotonda para una fiesta me la presten o ya aprendieron que es un lugar histórico?
—Yo creo que nunca la ha pedido nadie  para una fiesta. Y yo creo que nadie la preste para una fiesta.
 
—¿Qué conoces más, Lomas de Chapultepec o ‘Lomas fregado’ de la Miguel Hidalgo?
 
—Pues yo creo que conozco bastante bien la delegación, eh. Te diría que es una delegación llena de contrastes, una delegación que tiene al mismo tiempo zonas como las Lomas de Chapultepec y colonias como San Lorenzo, con una situación alta de pobreza. 
 
—¿‘Meterías las manos al fuego’ por Víctor Hugo Romo?
 
—Sí, desde luego.
 
—¿Que quisiste ser piloto aviador?
 
—Sí. Entré a la Escuela Naval en 1989 para estudiar la carrera de Piloto Aviador. Estuve casi dos años en la Escuela Naval. Y cuando ya me tocaba, porque son cinco años (dos  eran de bachillerato, yo entré a los 15) y luego empezabas tu carrera, que podía ser infante de Marina, piloto aviador o cuerpo general, que son los que están en los buques, y justo cuando ya me iba a tocar hubo un cambio de secretario de Marina y quitó la carrera. Abandoné la escuela.
 
—¿No pilotas ni en control remoto?
 
—No. La verdad en juegos electrónicos sí tengo la pasión y la afición de los juegos de aviones, eso me apasiona. Nunca piloteé nada, más que la estufa.
 

TAGS

TU REACCIÓN
¿QUÉ TE HA PROVOCADO ESTA NOTICIA?
0
QUE CHIDO
0
QUE PICANTE
0
QUE HORROR
0
ME IMPACTA

CONVERSACIONES EN FACEBOOK