ESCÁPESE

Una joya de la cultura prehispánica te espera a tan sólo una hora y media de la Ciudad de México
Viridiana Ramírez
24/04/2015 - 04:00
QUÉ VER: El principal motivo de este viaje es conocer los atlantes de Tula. Ya en la zona arqueológica, ve directo a la pirámide de Tlahuizcalpantecuhtli. Sube sus escalones angostos, en la cima encontrarás a los atlantes, de 4.6 metros de altura; dos de ellos son réplicas. Una de las teorías más acertadas apunta a que sirvieron de columnas para sostener el templo de Quetzalcóatl. También se dice que representan guerreros. 
 
La visita debe continuar hacia las plataformas del Palacio Quemado. Hay restos de columnas que forman todo un corredor y 13 figuras humanas grabadas en piedra. Frente al Palacio se encuentra la figura reclinada de Chac-mool y una cancha de juego de pelota. 
 
El acceso a la zona arqueológica es de 46 pesos. Se localiza a cinco minutos del centro de Tula. Una forma de llegar es a través del puente colgante que une a la zona con el Andador Turístico Quetzalcóatl, en el centro. 
 
A un costado de la zona se ubica el Museo Jorge R. Acosta. En él conocerás los planos que ilustran la ubicación de los edificios, relieves, figuras de barro y los pies de un atlante que fueron encontrados durante la excavación de la zona. También se exhibe la religión y costumbres funerarias de los toltecas. Entrada: 37 pesos, los domingos es gratis. 

TAGS

TU REACCIÓN
¿QUÉ TE HA PROVOCADO ESTA NOTICIA?
0
QUE CHIDO
0
QUE PICANTE
0
QUE HORROR
0
ME IMPACTA

CONVERSACIONES EN FACEBOOK