LA EDAD DE PLATA: “ La mujer que siempre vio más allá”

Estar informada y su afición por el deporte son algunos puntos clave para su éxito en la vida
22/12/2015 - 11:49

Blanca Esparza tiene 66 años, pero la luz en sus ojos y la tersura de su piel la hacen lucir más joven. Aunque aparenta menos edad, su jovialidad no es lo más impactante en ella.

Toda su vida profesional, desde sus días como profesora de Educación Física, hasta su ascenso a Jefa de Taquilla de OCESA, estuvo plagada de éxito. Su secreto fue la pasión por el deporte, es lo que le forjó la tenacidad para alcanzar todas sus metas. 

"La persona que hace deporte compite consigo misma hasta vencerse. Te da competitividad y persistencia", comenta Blanca mientras se termina la cápsula de miel y propolio que se metió a la boca.

Para ella, ser curioso e investigar hasta encontrar las respuestas, puede hacer la diferencia porque lo importante es la información que se maneje.

Estar informada es la clave. Para ella lo fue cuando después de ascender de maestra de primaria a jefa de actividades deportivas de la GAM y de ahí al departamento de Promoción Deportiva del Distrito Federal, la eligieron como uno de los cinco narradores en vivo del Desfile Deportivo del 20 de Noviembre. 

En este evento anual, gimnastas, futbolistas, corredores y medallistas olímpicos formaban contingentes desde Pino Suárez hasta el Zócalo para avanzar hacia el Auditorio Nacional, mientras saludaban a las personas que desde temprano se abarrotaban en las aceras para verlos.

En cuadriláteros acondicionados sobre camionetas, el contingente de boxeadores realizaban exhibiciones de peleas, seguido de acróbatas que saltaban en camas elásticas, minutos antes de que los entrenadores de pentatlón, formaran pirámides sobre preciosos caballos entrenados.

Ahí, sobre un templete a un costado del Palacio Nacional, Blanca, la única mujer de los cinco locutores designados para explicar la organización del evento, le contaba a la gente qué tipo de hidratación y rutina de entrenamiento seguían esos hombres y mujeres a los que veían con admiración. 

"En la vida, casi siempre nos abocamos a sacar lo inmediato, pero siempre tienes que ver más allá", comenta esta mujer que con la carrera en Educación Física de la ENEF, terminó siendo Jefa de Taquilla de OCESA, un trabajo con el que estudiantes de marketing o publicidad sueñan. 

En la década de los noventa, cuando Blanca era directora del Centro Cultural Deportivo del Palacio de los Deportes, OCESA —la ahora consolidada empresa de espectáculos— acababa de conseguir la concesión del recinto y apenas comenzaba a organizarse.

Desde la dirección, Blanca los apoyaba, pero fue fortuito que la encargada de taquilla que designaron, no sabía usar la computadora y se necesitaba hacer un reporte de ventas. Blanca desde su computadora les ayudó y por eso la invitaron a trabajar en el puesto en el que estaría los siguientes diez años. 

"Mi primer concierto como jefa fue la serie de cuatro presentaciones de Billy Joel en México y era muy importante porque fue la apertura para que artistas internacionales tomaran en cuenta a nuestro país como parte de sus giras. Al final se vendió todo". 

A sus 40 años, empezó a trabajar con Ticket Master y armó una estadística de la cantidad de boletos que se vendían el primero, segundo y tercer día después de anunciado el evento. Algo que hasta ese momento nadie había hecho.

Blanca se jubiló a los 59 años en el corporativo de OCESA, como jefa del departamento que atendía de manera personalizada a empresas y organizaciones civiles. 

Soy intuitiva y tal vez por eso no me ha ido mal

Blanca Esparza,

profesora.

 

TU REACCIÓN
¿QUÉ TE HA PROVOCADO ESTA NOTICIA?
0
QUE CHIDO
0
QUE PICANTE
0
QUE HORROR
0
ME IMPACTA

CONVERSACIONES EN FACEBOOK