LA BANQUETERA

Las recetas surgidas del ingenio de Nacho cobraron vida y forjaron la historia de una taquería que cobró fama desde hace más de 30 años en el norte de la ciudad
Tanya Guerrero
22/08/2014 - 03:30
Un amigo llegó de provincia un día. Traía las maletas cargadas de esperanza y en las manos talento. Hace 33 años que don Nacho vino de Puebla con nada más que un montón de ilusiones de salir adelante. Con ahorro y esfuerzo, hizo de este sueño una realidad. 
 
De la taquería “Los Amigos” hay muchas cosas buenas que pueden decirse: que los platillos se sirven “con ganas”, que los ingredientes son de la mejor calidad y que todo lo que comas aquí está preparado con mucha dedicación. Pero todo eso se queda corto con lo que don Nacho le puso al por mayor a este sitio: kilos y kilos de pasión y entrega.
 
El carisma de este hombre era conocido por todos los rincones de la colonia, por eso cuando alguien entra a este lugar lo primero que se le pregunta es: “Hey, ¿cómo estás, amigo? En este lugar todos somos amigos”. 
 
DE NACIMIENTO
 
Don Nacho, desde que era pequeño, tuvo un talento innato para la cocina. Para crear el menú de esta taquería se sentaba en la barra que está detrás de la parrilla y al mejor escudero culinario le decía paso por paso los ingredientes que el platillo debía llevar. 
 
“Ponle un poco más de cebolla, échale más de pollo con papas”, decía mientras movía las manos cual director de una orquesta. Todo el ingenio lo llevaba en la mente, pero eso sí, en ese momento se ponía muy exigente. 
 
Le gustaba crear cosas nuevas y dirigir al paladar hacia la mejor combinación de ingredientes, que en ese entonces no eran tan comunes. Como pionero de la torta de pastor de la zona, don Nacho también creo “La Mula Terca”, “El Pelangoche” y “El Pío Pío”.
 
Además de estos platillos llenadores, los amigos que vengan aquí deben pedir las tradicionales aguas naturales que preparan. No exagero cuando digo que un solo vaso de agua de mango con hielo de aquí puede enderezar un mal día. 
 
Probar en cada visita un platillo diferente ha hecho que la taquería “Los Amigos” tenga ya una clientela de tradición forjada desde 1981. Las tortillas de harina se esponjan, la brocheta de camarón es fresca y ni hablar del café de olla que remata los “siete mil” tacos que salen de un “Pelangoche”. 
 
Si de regreso al trabajo sientes que se te hace tarde para echarte unos tacos de pastor, no te preocupes, la taquería “Los Amigos” abre desde las cuatro de la tarde hasta las dos de la mañana entre semana, y los fines de semana la seguimos hasta las cuatro. 
 
Puedes venir antes de irte de fiesta o después para curártela. Porque también para eso están “Los Amigos”. Aquello que comenzó como un sueño, ahora es una realidad. Una verdadera delicia puesta en este rincón de la Tierra.

 

TU REACCIÓN
¿QUÉ TE HA PROVOCADO ESTA NOTICIA?
0
QUE CHIDO
0
QUE PICANTE
0
QUE HORROR
0
ME IMPACTA

CONVERSACIONES EN FACEBOOK