MUJER G: La elección de lencería adecuada

Escoger la lencería correcta es todo un ‘rollo’, sobre todo cuando desconocemos nuestra talla y cuál nos va mejor
Paola Ascencio
21/10/2015 - 05:30

Para el uso diario o para una noche de pasión, “hay de ‘chones’ a ‘chones’”. 

A todas las mujeres nos encanta tener variedad en este tipo de atuendos, por eso en nuestro cajón de ropa interior los hay rojos para el amor, amarillos para el dinero, tanguitas, conjuntos sport y hasta uno que otro ‘paracaídas’ para los días de lavandería y del quehacer.

Aunque sabemos que lo más cómodo es la lencería de algodón, lo cierto es que existen ocasiones especiales en las que necesitamos menos “‘chones’ de corazones” y más lencería atrevida, (ya saben, por eso de que “la cruda y los calzones no se quitan solos”). 

El problema está en que nadie nos ha enseñado a escoger la lencería correcta. Cuando somos adolescentes, nuestra madre nos lleva a comprar el primer sostén; nos ‘casamos’ con una talla y de ahí le vamos ‘midiendo’ conforme nuestro busto va creciendo.

Y cuando es momento de adquirir un conjunto sensual para un día especial, a la hora de la hora no te llevas nada porque no sabes qué comprar. 

Por eso en Mujer G nos encomendamos a Catalina Romero, una mujer que tiene 21 años de experiencia vendiendo ropa interior para dama.

Ella nos dio los mejores consejos para escoger el ‘outfit’ predilecto para “rechinar el catre a calzón quitado” y para que no te agarren al momento de echar pasión, con el resorte descosido del calzón.

‘Flaca, tírame un huesito’

Si eres de las que te dicen ‘ensalada de fruta’ porque tienes de todo menos ‘limones’, entonces lo más recomendable es utilizar un ‘baby doll’ o un sostén que tenga varillas y además ‘push-up’. Pero aun cuando el cuerpo de las mujeres delgadas no sea muy voluminoso, no quiere decir que no sea sexy. De hecho, este tipo de silueta tiene la ventaja de ser el ideal para usar corsés o ‘bodies’, que además de acentuar tu cintura, ayudan a vernos más altas y a aparentar más atributos de los que tenemos. 

De ‘reloj de arena’: Si tu cuerpo es bastante proporcionado y tienes mucho por aquí y mucho por allá, entonces es recomendable que a la hora de “ponerle Jorge al niño”, te compres un ‘teddy’. Este tipo de lencería es de cuerpo completo y suele remarcar la figura con diseños transparentes o que “cubren lo que tienen que cubrir”. Además, tienden a amarrarse con listones (por eso de la rapidez del momento). 

Si tu busto es grande, intenta elegir uno que no tenga varilla para que no lastime tus senos, pero que tenga ‘push-up’ para sacarles buen provecho. 

Gordita, pero bonita

Ya sea por enfermedad, por tiempo, por gusto o porque las garnachas están buenas, si tu tipo de cuerpo es más rellenito, opta por un ‘baby doll’ que no sea pegado al cuerpo. Los hay de todo tipo, con encanjes, lentejuelas, pero elige uno que tenga cortinas transparentes. Esto hará que tu cuerpo se vea sensual y no se remarquen los “gorditos” que pueden hacernos sentir pena, aunque a la hora de la hora, lo que menos importa es lo que llevas puesto, ¿verdad?

Si tu busto es pronunciado, evita las varillas. De lo contrario, elige uno con varillas y con ‘push-up’.

‘Señora de las cuatro décadas’

Citando a Arjona, “si tu figura ya no es la de los 15, pero el tiempo no sabe marchitar ese toque sensual”, sácale provecho a tu silueta con un ‘baby doll’ o sostén con varillas (por eso de las caídas). Si tienes problemas de circulación, intenta que sea uno holgado. 

Finalmente, usar lencería atrevida es decisión propia. Elige la que más te guste, pero que no te incomode. Bien dicen que ‘de la moda, lo que te acomoda’.  

(Video: El Gráfico)

TAGS

TU REACCIÓN
¿QUÉ TE HA PROVOCADO ESTA NOTICIA?
0
QUE CHIDO
0
QUE PICANTE
0
QUE HORROR
0
ME IMPACTA

CONVERSACIONES EN FACEBOOK