Ve un gran futuro, pese a ceguera

Yara Silva
20/11/2014 - 03:00

Jesús Blanco no mira. Tenía 11 años cuando perdió la vista, pero imagina un futuro como cantante o locutor. Trabajar en una radiodifusora no es una fantasía inalcanzable para él, lo ha hecho y ha demostrado durante cinco años que  ser invidente no le impide ser comentarista en una radio de Guerrero.

Con una voz grave a la que ni los diez años en el Distrito Federal ha logrado arrebatar el acento de provincia, Jesús dice que el puerto de Acapulco es el lugar donde conoció la discriminación.

Ahí nació y perdió la vista. Cuenta que era un bebé de tres meses cuando cayó de la cuna. Las atenciones de los médicos no faltaron, pero los diagnósticos fallaron. 

Ellos decían que una fisura en el blando cráneo del bebé mejoraría con los años. No fue así: la hendidura cerró, pero se llevó la vista de Jesús.

Fue lentamente, tanto que él no sabía que dejaba de ver. Pero las maestras de la escuela primaria donde estudiaba, lo notaron. 

Compra El Gráfico para conocer toda la historia

TU REACCIÓN
¿QUÉ TE HA PROVOCADO ESTA NOTICIA?
0
QUE CHIDO
0
QUE PICANTE
0
QUE HORROR
0
ME IMPACTA

CONVERSACIONES EN FACEBOOK