ENIGMAS: EL LOCO OVNI ¿INFORMANTE DE EU?

El avistamiento de Ovnis sobre una base militar abrió las sospechas sobre un caso de espionaje
Yohanan Díaz Vargas
20/06/2015 - 03:00

La mañana del 11 de abril de 1980, al Comandante de la Fuerza Aérea del Perú, Óscar Santa María Huertas, le ordenaron despegar a bordo de un avión de guerra Sukhoi Su-22 para derribar a un objeto volador con forma esférica que se creía estaba realizando maniobras de inteligencia sobre la Base Militar de la Joya en Arequipa, al sur de Perú.

Meses antes, oficiales chilenos habían sido detenidos en las inmediaciones de esta base, así como de la base militar situada en Talara por fotografiar ocultamente los aviones de combate. La Joya era, en ese momento, la mejor equipada de Latinoamérica, ya que habían comprado equipo bélico a la Unión Sovietica. 

A una altitud de 14 mil pies, el piloto Santa María  disparó 64 obuses  a un Ovni con forma esférica color plata, que no logró derribar a pesar del arsenal empleado, lo más interesante fue la reflexión de Santa María: “Agredí a este Ovni y nunca respondió el ataque”.

Días después, se sabe que la información fue filtrada con papeles oficiales y testimonios inmediatamente al Gobierno de Estados Unidos.

A través de un documento desclasificado en los 90, por el Departamento de Estado de la Unión Americana a petición del grupo “Ciudadanos con el Derecho a Saber”, los investigadores Ovni de Perú creen conocer parte de la identidad de ese informante y hay quienes afirman que podría ser considerado “traidor a la patria”.

Este documento desclasificado refiere que fue un Oficial de la Fuerza Aérea de Perú con número de identificación (6876 0146), quien redactó un parte informativo muy preciso para Estados Unidos como quedó registrado en este documento, donde se aclara que “es un reporte de la información, en conclusión no es una evaluación de inteligencia”. Un expediente que se originó en la oficina del agregado de la Defensa del aire de la Embajada de los Estados Unidos en Lima, pero que se menciona también que hubo otro Oficial con registro (6876 0138) que “ha representado fiabilidad en el pasado” que había sido testigo del incidente en cuestión y fue consultado sobre la veracidad del hecho. 

Este reporte está fechado el 16 de mayo de 1980, es decir, un mes y una semana después del incidente aéreo. El Departamento de Defensa, a su vez, informó a la CIA, a la Secretaría de Estado, así como a la Agencia Nacional de Seguridad entre otras dependencias sobre este incidente de Perú.

Al cuestionar al reconocido investigador de Arequipa, Rafael Mercado, quien le ha dado puntual seguimiento al tema, nos dijo que a finales de 1979, principios de 1980 se creó dentro de la Base Militar de la Joya, una Oficina secreta para la investigación de los no identificados ante el gran número de avistamientos Ovni que se registraban y a su cargo estaba un piloto con el sobrenombre “Loco Ovni”. “Esta información la conozco debido a las entrevistas que he realizado a personal en retiro que trabajó en la base militar, así como al seguimiento de algunos rumores sobre este hecho” nos refirió Rafael. Nos afirmó el estudioso que el Loco Ovni “es probable que haya sido el informante de la CIA” y un infiltrado del Gobierno estadounidense en la Fuerza Aérea peruana. 

El incidente del Comandante Óscar Santa María fue catalogado en el 2013 con el número 0007 por el Departamento de Investigación de Fenómenos Aéreos Anómalos, DIFAA, dependiente del área de intereses aeroespaciales de la Fuerza Aérea de Perú que actualmente es la encargada de investigar el fenómeno Ovni de manera oficial.

TU REACCIÓN
¿QUÉ TE HA PROVOCADO ESTA NOTICIA?
0
QUE CHIDO
0
QUE PICANTE
0
QUE HORROR
0
ME IMPACTA

CONVERSACIONES EN FACEBOOK