ASESINOS SERIALES

La devoción que Karla tenía por su esposo la convirtió en cómplice de crímenes que alcanzaron a su propia familia
Ricardo Ham
19/12/2014 - 05:00

Pero su amado Paul Bernardo, le pidió esta vez algo muy complicado, algo que la hacía sentirse entre la espada y la pared. Karla escuchó que alguien llamó a la puerta, su pequeña hermana Tammy de tan solo 15 años, entró a la habitación, Karla la miró al momento que tomó la decisión más difícil de su vida, en ese momento supo exactamente qué hacer para complacer a Paul, le entregaría en su propia cama a la pequeña Tammy, para que la violara y asesinara como ya  lo había hecho con otras antes. Compra El Gráfico y descubre más sobre este caso en tu edición impresa de hoy. 

TU REACCIÓN
¿QUÉ TE HA PROVOCADO ESTA NOTICIA?
0
QUE CHIDO
0
QUE PICANTE
0
QUE HORROR
0
ME IMPACTA

CONVERSACIONES EN FACEBOOK