Malicia en el país de las maravillas

El cambio de Bruce Jenner a Caitlyn Jenner, a sus 65 años. Y el de Felipe Gil a Felicia Garza a sus 75 años, han desatado polémica.
Redacción
19/06/2015 - 05:00

CAITLYN Y FELICIA, MUJERES POR FUERA

Lupita Reyes

Es cierto que están en todo su derecho de cumplir su sueño de calzar tacones, maquillarse y vestir falda. Muy loable que no quieran morir y quedarse con las ganas de experimentar el placer de mostrar sus piernas, la obligación de maquillarse todos los días y de sentir el alivio que produce el quitarse los tacones al llegar a casa.

Lo único que sigo sin entender es ¿por qué hasta ahora? Hay quienes los califican de valientes. A mí me va a disculpar, pero yo les reconocería su valentía si lo hubieran hecho a los 15 o 18 años ante una sociedad intolerante como lo era la de los años 50, 60 o 70. No ahora, con la sociedad actual, en donde vestir plumas es visto con simpatía. Y afirmo que no entiendo sus ganas de tener una apariencia femenina, porque ambos han dicho que jamás han tenido relaciones sexuales con un hombre, pues no les gusta la gente de su mismo sexo. ¿Entonces para qué ser mujeres? La gracia de ser mujer es sentir la protección de un hombre, el olor de un hombre, los músculos de un hombre y gozar de nuestra sexualidad con un hombre.

Pero vayamos a la cuestión familiar de las Kardashian, los Jenner y las Gil, quienes a pesar de ser de costumbres y países diferentes, reaccionaron igual ante el mismo hecho. Respecto a Felipe Gil, ya sabemos que sus hijas no están de acuerdo en que su señor padre vaya caminando por las calles como Felicia, porque los más vulnerables a burlas y ataques son sus hijos, los nietos de Felipe. La ‘salida del clóset’ de Felicia para ellas ha sido una humillación pública, por lo que el no aceptar a su padre vestido de mujer a sus 75 años es un asunto emocional, no de ser retrógrados.

En cambio las Kardashians, tan liberales como las conocemos, reaccionaron avergonzadas ante la nueva imagen de Bruce (padrastro de Kloé, Kim y Kourtney y padre de Kendall y Kylie). Son tan superficiales, materialistas y huecas del cerebro que ver a Bruce vestido de mujer sale de su perfección. Kriss, de quien ya se divorció, ha asegurado: “Sigo llorando”, y seguro es cierto pues en el ‘Mundo Barbie’ de las Kardashians no hay lugar para la imperfección. Con los hijos de los dos anteriores matrimonios de Bruce (Brody, Casey, Burt y Brandon), las cosas toman otro enfoque: aún no tienen hijos y han dicho que apoyan a su padre. Lo bueno es que cuando sus hijos nazcan, les pueden presentar a Caitlyn como su abuela. Eso sí, yo sólo espero que cuando los niños ya puedan preguntar porqué hay tres abuelas, Caitlyn no haya ‘colgado los tacones’.

 

TU REACCIÓN
¿QUÉ TE HA PROVOCADO ESTA NOTICIA?
0
QUE CHIDO
0
QUE PICANTE
0
QUE HORROR
0
ME IMPACTA

CONVERSACIONES EN FACEBOOK