¡Clarketazo!

Agradezco a los ejecutivos de la televisora del Ajusco por haberse arriesgado a comprar los derechos de un gran formato visual y dejar a un lado a la trilladísima "Academia"
Mauricio Clark
18/11/2014 - 05:00

¡BRAVO TV AZTECA!

México tiene talento y mucho. En tantas ocasiones todos buscamos una oportunidad, alguien que confíe en nosotros, un espacio donde nos brinden el apoyo para mostrar lo que  más nos gusta y sabemos hacer, pero lamentablemente hoy en día es muy difícil encontrar a alguien que nos de ese primer “empujón” o bien, una empresa que ponga a nuestra disposición todos los elementos para demostrar nuestras aptitudes y conocimientos.

Los programas como México tiene talento forman parte de una gran gama de posibilidades donde el espectador espera lo común: el factor sorpresa.

El paso lógico para cualquier programa con este formato era llegar a nuestras televisiones con una oferta suficiente para hacernos partícipes de la búsqueda por el mejor concursante. La verdadera sorpresa es que Azteca le apostó al talento pocas veces visto: bailarines, poetas, imitadores, cantantes e improvisadores, todos bajo un mismo esquema.  

Los shows de talento se han distinguido por encasillar siempre a los concursantes y pocas veces podemos apreciar una variedad tan amplia, que esta vez nos da mucho más de lo que esperábamos.

México tiene talento es una franquicia inglesa de una fórmula probada en decenas de países como Australia, Alemania, Argentina, Bélgica, China, Estados Unidos y Francia, por mencionar sólo algunos. En nuestro país, la emisión es llevada magistralmente por Ricardo Hernández, quien ha sorprendido y se perfila para ser el nuevo conductor consentido de la televisora de Salinas Pliego.

Con esto, Azteca da un gran paso proponiendo programas de calidad como este y el público lo agradecemos ya que después de mucho tiempo, por fin dejaron de contraatacar a Televisa, copiando o haciendo programas muy parecidos buscando ganar audiencia con productos originales y que nosotros, los televidentes, salimos siendo los ganones.

El único “pero” que le pongo a este programa es el ex de Ninel Conde sentado en el jurado y que lleva por nombre José Manuel Figueroa. ¿Qué carajos hace el hijo de Joan Sebastian en México tiene talento?  No tengo nada en su contra, al contrario, es un tipo que me cae bien, pero siendo objetivo, no aporta nada a los participantes y su lenguaje es más pobre que el mío y el de Raúl Araiza juntos.

Un aplauso para Ximena Sariñana que ha demostrado tener las tablas suficientes no sólo para cantar y actuar; vaya sorpresa que nos ha dado porque eso de la conducción se le da y muy bien. Lo mismo para el experimentado Héctor Martínez, ex director de La Academia y conocedor del mundo del espectáculo en México.

Más programas de estos y más oportunidades para todos aquellos que de alguna u otra manera buscan aportar algo positivo a nuestro México que hoy más que nunca lo necesita.

5, 4, 3, 2... ¡CLARKETAZO!

TU REACCIÓN
¿QUÉ TE HA PROVOCADO ESTA NOTICIA?
0
QUE CHIDO
0
QUE PICANTE
0
QUE HORROR
0
ME IMPACTA

CONVERSACIONES EN FACEBOOK