Me arde cuando se viene

Me arde la vagina y tengo que correr a a bañarme
AlmaMar
18/01/2016 - 10:31

Mi novio es y siempre ha sido muy tosco. Su forma de besar es brusca; vamos, me quita la blusa y me tira por lo menos un botón. Entre una cosa y otra ya me rompió dos veces la cadenita que cuelga de mi cuello con mi cruz. Nunca hemos tenido problemas por ello;  ¿sabes?, ni siquiera se da cuenta de lo delicado que es mi clítoris y no sólo eso, cuando me hace sexo oral se atasca a chupetazos como si ese nivel de intimidad me hiciera explotar de placer. Estoy lidiando en mi cabeza entre soportarlo o hablarle neta y decirle que quiero guiarlo mientras me lo haga, que quiero que me escuche mientras me chupa abajo... ¿crees que esa es una buena idea?

LIDIA, LIDIANDO

Síííí. Mira, la creatividad es uno de los secretos  más importantes en el sexo. Es el recurso más emocionante, es el secreto de hacer el amor y volar amando. Dile ‘hermoso’, mientras te esté chupando, dile, por ejemplo, por su nombre muchas veces... domínalo... y averigua qué te gusta mientras estás amando; las palabras también se disfrutan.

 Tengo los pezones hundidos. No sé por qué Dios me los hizo así. Mis tetas son diferentes, por no llamarlas defectuosas. He ido con médicos para que me operen y nunca me he animado a que me las toquen. Es una cosa muy rara, porque las odio y las amo. Por un lado, me hacen única y los dos únicos hombres que me las han visto, en mis 32 años de edad, me suplican verlas de nuevo cada que nos encontramos. No sé si mi mayor defecto es mi mayor virtud, sólo sé que estoy acomplejada y no sé qué puedo hacer para quitarme este problema de la cabeza que me hace coger con brassier desde los 16 años.  ¿Qué me recomiendas tú?

ANA, LA PAGANA

Anita, lo importante es que te gustan a ti y las quieres. Mucha gente tiene problemas con el ombligo raro, otras con los pelos en las patillas o los bigotes, otras somos muy peludas de abajo y otras tienen granitos feos en las nalgas. Ni hablar de cicatrices. Mientras ames  tu cuerpo, tu pareja te va a amar a ti. El problema con  las tetas operadas es que pierden sensibilidad... mucha sensibilidad... muchísima. Acariciar a un mujer enamorada de sí misma es un privilegio que no se le puede conceder a cualquiera, elige bien al hombre con el  que puedas desnudarte a gusto.

Me arde el semen de mi novio, nunca me había pasado antes. Es que como que me pica el chocho después de coger y me tengo que meter al baño echa la chingada. Es él, soy yo... ¿qué puedo hacer?

JOSEFINA, LA FINA

Tres cosas urgentes: La primera vayan al médico los dos. Averigüen qué está pasando porque no es normal que el semen te pique así, igual está usando una pomada a la que eres alérgica; la segunda, no dejes que se venga dentro de tu boca ni de tu chocho hasta que  averigüen lo que está pasando y no lo dejes terminar, primero vente tú.

Mi novia se echa gases a la hora de hacerlo. No huelen, pero suenan. Es como si se le hiciera un inmenso vacío entre su hoyote y mi cosota. Yo me vengo riquísimo y me vale madres, pero a ella le dan unos ataques de risa nerviosa que acabamos riéndonos en lugar de coger y nos tardamos horas en venir.

POLO, EL SINCEROTE

Qué bendición la tuya. No cambies nada. La risoterapia sexual, que es una de las mejores experiencias que he tenido a lo largo de mi búsqueda sexual, sólo la he podido experimentar bajo el efecto del alcohol.  Además, por lo que narras me imagino que sus encuentros sexuales son más largos con esta chava que con otras y eso es una bendición. Te recomiendo mucho que lo hagan parados.

Me da miedo mi marido. Lo veo triste ausente, endeudado y muy metido en sí mismo. Desde hace unos cuatro meses que no quiere coger, como que no se le para, como que no se concentra, como que no tiene ganas y se pone de malas. Ya me pinté el pelo de plateado, bajé seis kilitos y me puse ropa de mi prima hermana que siempre anda estrenando. 

NURIA, la RUBIA

Sin sexo, la vida es mucho más dura. En ocasiones, la presión del trabajo y de las deudas le quitan a la vida toda posibilidad de divertirse, las ganas de gozar y compartir. Si a eso le sumamos que las erecciones se hacen difíciles pues, mi reina, ha de estar que se lo lleva el diablo, pero no desistas. Atrápalo en la regadera y con un poco de jabón en las manos jálasela, dormido e inofensivo comiénzasela a mamar, propónle un masaje y cuando se encuentren fuera de la cama habla con calma y dile que quieres saber de las finanzas familiares. Lo que no se le ocurre a uno se les ocurrirá a dos.

Amo a la niña de prepa que se sienta justo frente de mí, porque tiene unas nalgotas. Perdón que sea vulgar, pero es cierto, la veo y me dan ganas de verla más y más. Le hablo pensando en sus nalgotas, le pregunto algo y parece que estoy hablando con sus nalgas y ya me alucina por morboso y sucio. 

‘EL CHOTA’ y la NALGOTA

Las nalgotas son una delicia pero, eso no te quita lo morboso. Sácate las ganas antes de ir la escuela y deja a esa mujer en paz o gánate con detalles chingones ese par de nalgotas. Seguramente, es muy incómodo que la atosigues con eso.

TU REACCIÓN
¿QUÉ TE HA PROVOCADO ESTA NOTICIA?
0
QUE CHIDO
0
QUE PICANTE
0
QUE HORROR
0
ME IMPACTA

CONVERSACIONES EN FACEBOOK