VIDAS CALLEJERAS

Gustavo comparte sus conocimientos para curar los males que aquejan a las personas
Tanya Guerrero
17/09/2014 - 03:30
Un puesto pequeñito de lámina permanece estoico sobre la banqueta de avenida Politécnico. Es el lugar  donde Gustavo Castro trabaja. Cada hueco está cubierto con el nombre de todos los males contra los que, según don Gustavo, puede ayudar: hepatitis, mal aliento, boca amarga, pies con mal olor y juanetes.
 
Don Gustavo Castro piensa que en este mundo todavía hay gente buena y él, todos los días, intenta ser uno de ellos. Con “tres veces 25, más uno” de edad, Gustavo cree que vino a esta vida para dar consejos que ayuden a las personas a sentirse mejor. Por ello, se dedica a la herbolaria y la medicina natural. Dice que si algo no le gusta es el dolor, ni ver sufrir a las personas. Así que si puede ayudarlas, lo hace.
 
Todo lo que sabe lo aprendió leyendo y lo pone a diario en práctica. Aliviar los males de las personas que se le acercan lo llena de satisfacción, porque él, desde muy chico, aprendió a compartir los conocimientos. “No quiero llevarme todo esto sin usar a un cajón. Quiero que todo lo que yo sé, se quede en este mundo”.
 
Antes de la devaluación del peso, este hombre se dedicaba a la mudanza y tenía una flotilla bien armada de camiones de carga. Pero recuerda que llegó un momento en el que la economía ya no dio para pagar la gasolina que subió de precio. “Le echaba a mi camión 20 pesos diarios y con eso andaba todo el día”, pero de pronto ya no fue así. Los negocios comenzaron a cerrar y los productos elevaron sus precios al cielo. “Fueron tiempos horribles”, recuerda Gustavo. 
 
La necesidad lo trajo, pero la pasión lo sostiene. Antes de poner este puesto, iba de casa en casa ofreciendo a las personas remedios naturales.
 
Un día, caminando por la avenida, a Gustavo se le ocurrió contar cuántas personas pasaban por esta banqueta durante un minuto. El resultado fue trece. Comprendió que era mejor permanecer en un sitio en donde la gente te ubique, y así fue como escogió el lugar en el ha pasado 26 años de su vida.
TU REACCIÓN
¿QUÉ TE HA PROVOCADO ESTA NOTICIA?
0
QUE CHIDO
0
QUE PICANTE
0
QUE HORROR
0
ME IMPACTA

CONVERSACIONES EN FACEBOOK