ENIGMAS

Durante la década de los 90 se dieron avistamientos de objetos extraños en diferentes regiones de nuestro país
Yohanan Díaz Vargas
17/08/2014 - 04:00
En la República Mexicana existen lugares de contacto, es decir, sitios donde constantemente se dan avistamientos de objetos voladores no identificados de diversos colores, formas y tamaños y que en muchas ocasiones también se da el encuentro fortuito con seres de apariencia no humana, seres que están interesados en realizar investigaciones, análisis de nuestro mundo y de cómo interactuamos entre nosotros, e inclusive se habla de que en algunos casos “ellos” dan mensajes.
 
Cuando existen fotografías, videos y sobre todo el testimonio de decenas de personas, entonces algo extraño sucede, y podemos afirmar que se trata de algo que se debe tomar a consideración, esto es precisamente lo que paso en la década de los noventa en Tepoztlán, ubicado en el estado de Morelos, donde se tiene el reporte de diversos avistamientos de OVNIs, de personas que han contactado con seres de luz e incluso hay quien afirma que a través de la información que les han proporcionado los alienígenas pueden curar a las personas de diversas enfermedades. Un sitio paradisiaco en donde desde la antigüedad se hablaba de duendes, de fantasmas y de los “pedacitos de sol que en las madrugadas bajaban a saludarnos”, como recuerdan los lugareños que sucedía en décadas pasadas pero a la luz de la investigación OVNI debemos darle una nueva interpretación.
 
SOMBRERO INVERTIDO
 
Otro de los sitios que tiene grandes enigmas es Ocotlán en el estado de Jalisco, donde Raúl Domínguez logró captar con su cámara fotográfica a las 06:00 de la mañana del 24 de abril de 1993 a un objeto volador con forma de sombrero invertido de unos 25 metros y que incluso se le veían las ventanas que estaban muy iluminadas. Imágenes que se lograron después de cuatro meses en que el testigo estuvo viéndolo hasta que por fin las fotografió. Se trataba entonces de un objeto con forma de platillo volador, que producía un leve zumbido y tenía un color como de cobre muy pulido. Don Raúl aseguró en su momento que este platillo iba descendiendo y que en la parte inferior giraba en contra de las manecillas del reloj y que se le veía una compuerta que se abría y se cerraba.
 
Pero aún más interesante es el caso conocido como La Rumorosa en Baja California donde el periodista e investigador OVNI, Jaime Maussan quien estaba acompañado entre otros de El Vigilante del Cielo, Carlos Clemente, pudieron ver a través de unos binoculares a unos seres muy pequeños que emitían una gran luminosidad, que eran muy delgados y que se desplazan en un solo sitio, una experiencia que sucedió en mayo de 1997. Este incidente se desprendió durante la investigación de unos jóvenes quienes afirmaban que en el desierto se toparon con unos extraños seres muy delgados, que eran fluorescentes, que se movían muy lentamente por el área, mientras esto sucedía en el suelo, en el cielo había, según los testigos, varios objetos voladores que realizaban diversas figuras.
 
Son casos extraordinarios que nos llevan a considerar que realmente México está llamado a ser un gran difusor a nivel mundial sobre estos temas que tanto interés representa para los investigadores y estudiosos de este temática, pero también debemos de estar conscientes que hay muchas zonas en nuestro país que actualmente no se pueden investigar debido a cuestiones de inseguridad como ciertas partes de la Zona del Silencio, otro sitio enigmático.
TU REACCIÓN
¿QUÉ TE HA PROVOCADO ESTA NOTICIA?
0
QUE CHIDO
0
QUE PICANTE
0
QUE HORROR
0
ME IMPACTA

CONVERSACIONES EN FACEBOOK