UN GAY CHILANGO: Mi amigo, el que tiene VIH

La infidelidad y los descuidos también ponen en riesgo la vida de las personas homosexuales
Redacción
17/06/2015 - 04:30
Cuando me contó toda esta historia yo estaba atónito y enojado, porque la pareja de mi amigo no sólo no cuidaba su cuerpo, tampoco cuidó el de la persona que supuestamente amaba. También estaba incrédulo pues yo nunca había conocido a nadie que tuviera ni VIH ni Sida —recordemos que son distintos: el primero se refiere a estar contagiado, pero sin desarrollar la enfermedad y el segundo a tener un estado avanzado del padecimiento. Esta historia de contagio forzosamente nos lleva a moralejas valiosas: la primera y muy importante es no tener encuentros sexuales sin protección. Es común pensar “a mí nunca me va a pasar” o “sólo fue un ‘rapidín’”, pero precisamente ese abuso de confianza deriva en contagios inesperados y pocas veces detectados a tiempo. Compra El Gráfico y descubre esta historia en tu edición impresa de hoy. 
TU REACCIÓN
¿QUÉ TE HA PROVOCADO ESTA NOTICIA?
0
QUE CHIDO
0
QUE PICANTE
0
QUE HORROR
0
ME IMPACTA

CONVERSACIONES EN FACEBOOK