¡Clarketazo!

Mauricio Clark jamás pensó que este personaje mexicano fuera todo un éxito en Brasil
Redacción
17/06/2014 - 05:00

¡NO CONTABAN CON MI ASTUCIA!

Mauricio Clark

Sin lugar a dudas Roberto Gómez Bolaños ha creado un universo con personajes que han rebasado fronteras y en Brasil lo comprobé.

Como muchos de ustedes saben (y si no lo saben se los cuento) soy un gran fanático del Capitán América. Es una actividad recurrente que me ponga a buscar cualquier producto de este personaje; playeras, loncheras o hasta mochilas y en este viaje tampoco podía pasarlo por alto.

Me dispuse a caminar por Río de Janeiro para encontrar mis preciados tesoros y realmente no encontré gran cosa. Si bien una que otra, pero nada así que digas qué bruto, cómo encontró cosas este cuate. Lo que realmente me sorprendió es haberme topado en cualquier cuadra, en muchas personas y sobre todo en centros comerciales el auge que El Chavo del Ocho y El Chapulín Colorado tienen aquí. 

Es impresionante el hecho que la gente reconozca a Televisa más que como una empresa, como a la “transmisora” de sus programas favoritos, que aquí se llaman Chaves y Chapolin.

Prestando atención a los detalles, me pude dar un festín visual con todos los productos que existen de este universo. Me tocó ver a bastantes “chapulines” en los partidos (entre ellos Roberto Pérez, un mexicano que vino con muy poco dinero, pero que con su traje de “chapulín” ha subsistido al cobrar por las fotos que se toman con él), bolsas con leyendas “I Love Doña Florinda”,  “chipotes chillones”, peluches (sin albur) del Chavo, DVD’s, playeras, música, es más,  hasta la cadena de hamburguesas más importante del mundo ofrece como obsequio en sus “cajitas” personajes del Chavo y del Chapulín. 

Para poner un ejemplo, hace unos cuantos años se dio a conocer la noticia que estos programas ya no iban a ser transmitidos en este país y se armó en grande. Miles y miles de personas marcharon en pro de que se siguieran transmitiendo y el resultado fue que hasta la fecha sigue al aire. 

Si bien con el idioma, las direcciones y las costumbres aún no me familiarizo al cien, me siento como en casa al saber que muchas personas como yo, comparten el gusto por un programa que marcó mi infancia y me hizo soñar en más de una ocasión. 

Me encantaría que los superpoderes del Chapulín existieran en la vida real y que el “chipote chillón” ayudara al Piojo Herrera a darles en la torre a los contrincantes de México, el rayo congelante detuviera los goles oponentes o ya en el peor de los casos, que encontrara una pastilla de “chiquitolina” para hacer más pequeños a los equipos  que nos toca vencer en el Mundial. 

Creo en nuestro equipo, pero sobre todo creo en la fuerza que tenemos como país. ¡Vamos México!

4,3,2,1 ¡Clarketazo!

@clarketo

 

TU REACCIÓN
¿QUÉ TE HA PROVOCADO ESTA NOTICIA?
0
QUE CHIDO
0
QUE PICANTE
0
QUE HORROR
0
ME IMPACTA

CONVERSACIONES EN FACEBOOK