Construye desde un escenario

Esteban olvidó el sueño de salir en tele, pero descubrió en el teatro una forma de criticar a la caja de cristal
Elizabeth Palacios
16/02/2015 - 16:58

Como muchos mexicanos, Esteban creció educado por la televisión. El ruido de fondo de su infancia fueron las telenovelas que veía su madre, mientras él jugaba o hacía la tarea. Es un chilango de corazón; las calles de la Buenos Aires lo han visto crecer y han sido su escenario cotidiano.

Esa palabra, escenario, fue la que desde muy joven taladró su mente. Pero cuando Esteban decidió que quería ser actor, las tablas y los aplausos en un teatro no eran su referente. En lo que pensaba era en lo que veía en esa caja de cristal en la que las personas se enamoraban, sufrían y reían cada tarde: la televisión. En aquellos años no tenía una clara conciencia del futuro que eso habría representado. Fue tiempo después que comprendió que si se aferraba a querer actuar para salir en la tele, sólo le esperaban papeles secundarios, atados al estigma de un estereotipo en el que su físico no encajaba.

Tal vez cualquier otra persona se habría desencantado y abandonado el sueño, pero no él. Por eso ingresó a la UNAM en 1994 para estudiar teatro. Ahí entendió lo que verdaderamente significaba ser actor. Sus antiguos conceptos, aprendidos de la cultura televisiva, se desvanecieron y finalmente, el escenario se volvió el único lugar donde se ha podido concebir y construir durante los últimos 20 años.

Hoy es actor, director y productor. Ganó la beca Creadores Escénicos 2006-2007, dos años más tarde recibió el apoyo Encuentro de las Artes Escénicas, ambos estímulos otorgados por el Fondo Nacional para la Cultura y las Artes, que lamentablemente suele ser de las pocas opciones de financiamiento para proyectos artísticos en México. 

Esteban Castellanos fundó en 2004 la compañía El Fénix Producciones, actuando y dirigiendo Los Niños Perdidos, un monólogo sobre la violencia infantil que ha cumplido ya más de 600 representaciones en México, Estados Unidos, Latinoamérica y Europa. 

Hace dos décadas que dejó de soñar con la televisión, pero eso no le ha impedido criticar sus contenidos, es más, justo eso es lo que le motiva a dirigir y producir su nuevo proyecto: PopStars o del Amor Exprés, una farsa trágica sobre los contenidos de la televisión mexicana. 

Esteban desea señalar y denunciar la manera en que todos somos discriminados y convertidos en mercancía; en una televisión que se mofa de los valores culturales y éticos para sustituirlos por lo que puedan enseñar los personajes caricaturizados de la identidad mexicana. 

Platico con Esteban mientras estamos sentados en el piso y nos comemos unas tortas compradas en un pequeño estanquillo tradicional con el cochambre en el techo, que ha sobrevivido como memoria viva de lo que alguna vez fue un barrio, hoy  una colonia “nice” llena de cafés con nombres extranjeros.

Mientras muerdo mi torta y lo veo a él comer con singular placer, recuerdo a ese niño de la calle que encarnó en Los Niños Perdidos, sobre el escenario de La Gruta; hace más de diez años que me invitó a verlo actuar. La cara de Esteban sigue teniendo ese aire infantil que pareciera sobrevivir sólo en el rostro de los que aman lo que hacen.

Pero Esteban es esto, un actor que sabe que nadie va a acercarse y pedirle un autógrafo por haberlo visto en la tele y es feliz por ello, pues hoy está plenamente convencido de que los contenidos televisivos incluso inducen a prácticas deshonestas y delictivas.

Por eso nació PopStars o Del Amor Exprés, una puesta en escena que buscará sumarse a esas voces críticas deseosas de que la televisión forme una juventud creativa y bien informada. Y mientras Esteban y su equipo, apenas otras dos personas, ya están en los ensayos y los detalles del montaje, también se está creando una comunidad de personas que quieren apoyar el teatro mexicano. El Fénix Producciones ha lanzado una campaña de fondeo colectivo para que otras personas sean parte de esta producción colectiva y acompañen a quienes sobre el escenario harán una reflexión, a partir de una farsa trágica, de los imaginarios que la televisión construye en todos nosotros y así, al menos, haya una alternativa más que el panorama que creemos manejar desde el control remoto.

 

 

El dato

Si quieres conocer más de Esteban y PopStars visita: www.elfenixproducciones.com/

Si quieres apoyar el proyecto, búscalo en la fondeadora: fondeadora.mx/projects/popstars

TU REACCIÓN
¿QUÉ TE HA PROVOCADO ESTA NOTICIA?
0
QUE CHIDO
0
QUE PICANTE
0
QUE HORROR
0
ME IMPACTA

CONVERSACIONES EN FACEBOOK