LA BANQUETERA

Las delicias de la Perla de Occidente pueden encontrarse en este negocio de mujeres tapatías que adoptaron a la Ciudad de México como su nuevo hogar
Paola Ascencio
14/08/2014 - 22:51
Con recetas hogareñas, este local familiar ha puesto el nombre de Jalisco en alto. Y es que desde hace siete años, “La Chiva” ha traído a sus comensales la sazón de los tradicionales y sabrosos platillos tapatíos. 
 
Socorro García Velásquez y su hermana Teresa llegaron de Jalisco para cumplir su sueño empresarial y, al mismo tiempo, evocar los sabores y olores de su estado, dentro de un pequeño local ubicado en la ciudad de México.
 
De color naranja —y decorado con refranes mexicanos en sus paredes—, “La Chiva” sirve comida preparada al puro estilo de Guanatos y “corta la cruda” de cientos de chilangos porque los sabores picositos de sus platillos despabilan a cualquiera.
 
Sus guisos no sólo son clásicos del estado de Jalisco, sino que se preparan con la sazón original, como lo cocinan las manos tapatías. “La Chiva” cuenta con una gran variedad de platillos. Puedes escoger entre crujientes tacos dorados de carnitas, bañados con salsa de jitomate, los frijoles refritos “de la casa”, las tradicionales  flautas rellenas de queso, pollo o papa, o la muy reconocida “Jalisqueña”, que es carne en su jugo con ricos trocitos de res bañados en picosita salsa verde. Pero la especialidad de la casa son las tortas ahogadas. 
 
En “La Chiva”, las tortas ahogadas realmente recuerdan a las mejores de Guadalajara. Y es que la clave de su perfección está en el pan, porque es traído directamente desde Jalisco. Se untan con frijoles refritos peruanos, se rellenan de carnitas de cerdo suavecitas, encima cebolla morada, y se bañan en deliciosa y picosa salsa de chile yahualica, que escurre de la torta en cuanto la levantas del plato. 
 
Si no comes mucho picante, la torta bañada en salsa de jitomate es la perfecta para ti, pues con un caldo condimentado y bien calientito disfrutas de una torta ahogada sin sentir el escozor del chile en la lengua. Aunque si prefieres un toque picosito puedes pedir “la media”,  y si eres amante del chile y traes una cruda mortal, “la original de la casa” es la torta indicada para ti.
Pero, ¡aguas!. Y qué aguas, porque la de sabor a chía es perfecta para quitarte la enchilada que te vas a dar con estos platillos.
 
Si al final de la comida el picor no se te quita, en “La Chiva” también te ofrecen la perfecta solución. Se llama jericaya y el pequeño vaso de cristal donde se sirve contiene el alivio mágico para quitar la peor enchilada. Es el tradicional postre de Guadalajara.
 
Cumplir el antojo de una torta es muy fácil cuando te encuentras en la Ciudad de México. Comer una torta que no sólo sea deliciosa, sino también jalisqueña y tradicional,  sólo en “La Chiva”.
 
TU REACCIÓN
¿QUÉ TE HA PROVOCADO ESTA NOTICIA?
0
QUE CHIDO
0
QUE PICANTE
0
QUE HORROR
0
ME IMPACTA

CONVERSACIONES EN FACEBOOK