DÍA DE TIANGUIS

El tianguis que se coloca en la calle de Ezequiel Montes en la colonia Tabacalera cuenta con un gran surtido, incluso de artículos para mascotas
Mónica Ocampo
14/03/2015 - 03:00

Si no existieran personas que sienten por sus perros un amor inusual, Paulo César Ramírez, no tendría trabajo. Él tiene claro que su misión en la vida es satisfacer la demanda de accesorios que los clientes desean para sus mascotas.

Por eso, desde hace 15 años, se dedica a la fabricación de ropa para perros.

De todos los artículos que vende en el tianguis de Ezequiel Montes, más de la mitad son diseños confeccionados por él mismo.

Se encarga de seleccionar la tela, de hacer los moldes, de cortar, y sólo su suegra le ayuda a coser a máquina, “todo es exclusivo”, bromea.

El crecimiento acelerado de esta industria asegura que no es por moda, sino por la conciencia de la responsabilidad que implica tener una mascota, “ahora la gente destina una buena cantidad de sus ingresos a la buena alimentación, la salud y la apariencia de sus perros, así que debe encontrar opciones”, explica.

Prendas caninas para distintas razas, tamaños y estilos. Desde chamarras hasta jerseys de futbol americano. Desde croquetas hasta colchonetas y camas. Todo para consentir al peludo de la casa.

Más allá del negocio, de la economía que estos productos le pueden generar, Paulo se autonombra un defensor de los derechos caninos, pues estos animales ofrecen compañía en las buenas y en las malas sin reprochar nada, “son seres vivos que merecen respeto”.

Él tiene cuatro perros: un husky siberiano, un bóxer y dos schnauzer, quienes además de encargarse de ladrarle a los ladrones y babear en la sala de su casa, se dan la gran vida con los diseños exclusivos de su amo.

En el puesto de Paulo, los clientes pueden presentarse con el diseño más descabellado para disfrazar a sus mascotas en Halloween o el día de la primavera. Hasta ahora, el traje más extravagante que le han pedido es de una tarántula, “ese lo vendí en 500 pesos por la complejidad… le puse peluche esponjoso y le diseñé las patas con alambre forrado de tela”.

Belleza de cabello. Entre los pasillos del tianguis de Ezequiel Montes se encuentran toda clase de artículos para el arreglo personal. Casi al final, frente al Viana, está el puesto de Felipe de Jesús Salinas, que ofrece una gran variedad de curiosidades para el cabello: diademas, moños, pasadores, donas, bolitas, pinzas, etc.

Su ayudante, Maricarmen, una joven de 19 años, confiesa que “peinar” a las niñas es lo que más disfruta de su trabajo.

“Vienen las clientitas y te piden consejos, podría pasarme horas con ellas”, admite.

De cinco a cien pesos, las damas se pueden surtir de artículos para cada día de la semana, “también vendemos un poco de bisutería de fantasía, como pulseras, aretes, anillos, collares, en fin, todo para lucir linda”.

La recomendación. Si los sábados lo que menos quieres es acercarte a la cocina, el tianguis de Ezequiel Montes es una gran opción. Barbacoa, carnitas, quesadillas, crepas, en fin, diferentes opciones para paladares exigentes. En la sección de comida se encuentra el puesto de tacos de bistec, chuleta y alambres de Carmen Maldonado, quien durante 30 años se ha dedicado a este giro.

Aquí con 56 pesos el cliente queda satisfecho.

TU REACCIÓN
¿QUÉ TE HA PROVOCADO ESTA NOTICIA?
0
QUE CHIDO
0
QUE PICANTE
0
QUE HORROR
0
ME IMPACTA

CONVERSACIONES EN FACEBOOK