ENIGMAS

Unas extrañas y enormes figuras que se habían visto en Europa ahora aparecieron en campos de cultivos de China
Yohanan Díaz Vargas
13/06/2015 - 03:00

La mañana del 8 de mayo apareció una impresionante “flor” de 100 metros de diámetro, en el distrito de Fangshan, cerca de Beijing en China. Es una figura que tiene un diseño perfecto, un buen trazo y nos damos cuenta que su belleza contrasta muy bien, vista desde el aire, ya que con las espigas dobladas, más no rotas, le dan una tonalidad distinta, lo que presupone un realce o volumen.

Los especialistas chinos han denominado a esta formación el “reloj de flores de loto” que está compuesta de 12 pétalos exteriores, 12 pétalos interiores que están unidos por una delgada circunferencia, seis círculos pequeños que acompañan a los seis pétalos de la zona internos del agroglifo, que están rodeados por otra circunferencia y en la zona central un hexágono perfectamente trazado, reflejando el origen de la espiritualidad; el producto de 50 capeás es impactante porque aparece un relieve como si hubiera una persona cruzada de piernas, tal cual se conoce la representación de Buda.

Lo que los estudiosos han interpretado como “regresar al origen de la espiritualidad y la meditación que el ser humano debe de encontrar en si mismo, es decir, la paz interior”. Un gran mensaje para un país que viola los derechos de sus ciudadanos y reprime a miles por sus creencias religiosas.

El inicio de la temporada 2015 de los Crop Circles (figuras en los campos de cultivo) ha impresionado a los investigadores ya que han aparecido en países tan distantes de Inglaterra como China, que por primera vez en su historia se tiene registro de un agrograma bien definido en un campo de cultivo de trigo, una figura que tiene su antecedente el 6 de mayo del 2009 en la localidad de Cannings en Gran Bretaña, pero que ahora las recientes investigaciones refieren que este fenómeno se viene generando desde hace tres mil años atrás en el país de la seda y el misticismo.

La mañana del 8 de mayo apareció una impresionante “flor” de 100 metros de diámetro, en el distrito de Fangshan, cerca de Beijing en China. 

Es una figura que tiene un diseño perfecto, un buen trazo y nos damos cuenta que su belleza contrasta muy bien, vista desde el aire, ya que con las espigas dobladas, más no rotas, le dan una tonalidad distinta, lo que presupone un realce o volumen.

Los especialistas chinos han denominado a esta formación el “reloj de flores de loto” que está compuesta de 12 pétalos exteriores, 12 pétalos interiores que están unidos por una delgada circunferencia, seis círculos pequeños que acompañan a los seis pétalos de la zona internos del agroglifo, que están rodeados por otra circunferencia y en la zona central un hexágono perfectamente trazado, reflejando el origen de la espiritualidad; el producto de 50 capeás es impactante porque aparece un relieve como si hubiera una persona cruzada de piernas, tal cual se conoce la representación de Buda. Lo que los estudiosos han interpretado como “regresar al origen de la espiritualidad y la meditación que el ser humano debe de encontrar en si mismo, es decir, la paz interior”. Un gran mensaje para un país que viola los derechos de sus ciudadanos y reprime a miles por sus creencias religiosas. 

La flor aparecida en los campos de cultivo de China está asociada con el cuarto chakra, el cual es la energía del corazón. Pero dentro de ella hay un círculo con seis pétalos que podría representar la flor de la vida, que contendría toda la información sobre quiénes somos. Inmediatamente las autoridades gubernamentales minimizaron tal aparición afirmando que habían sido realizado por 50 campesinos, lo más extraordinario es que no hay fotos, no hay videos, no hay una evidencia de que haya sido hecho por humanos.

Versiones periodísticas de China afirman que el investigador del museo de Xinjiang, Zhang Hui, encontró en la zona fronteriza con Mongolia una serie de círculos tallados en las piedras que datan de tres mil años de antigüedad, que tienen muchas similitudes con las figuras aparecidos en Gran Bretaña. El especialista mencionó que “los pueblos antiguos de la zona fronteriza se habían inspirado en los crop circles que aparecían ya que consideraban que era la forma de comunicarse con los dioses”.

En esta temporada se está caracterizando por reportes en Alemania, Holanda, Italia, Estados Unidos, Brasil y desde luego, Inglaterra que es el país con el mayor número de figuras sobre los campos de cultivo que se afirma son hechas por seres extraterrestres que nos dejan mensajes para nuestro despertar espiritual.

TAGS

TU REACCIÓN
¿QUÉ TE HA PROVOCADO ESTA NOTICIA?
0
QUE CHIDO
0
QUE PICANTE
0
QUE HORROR
0
ME IMPACTA

CONVERSACIONES EN FACEBOOK