Sexo de calidad

Reducir el ritmo es la propuesta del ‘slow sex’, donde se disfruta más cada encuentro sexual
13/01/2016 - 23:23

Slow sex es el término que este año acaparará la atención de las parejas que quieren una mejor vida sexual y es que en la vorágine por tener más y más sexo, las personas han llegado a tener más encuentros con menos calidad.

Y es que los consultorios de los sexólogos se empiezan a llenar con parejas que cada día tienen menos tiempo para el sexo. Por ello, el ‘slow sex’ es la propuesta de reducir el ritmo, disfrutar más el camino y no sólo la meta; se relaciona con la calidad y no la cantidad. Las personas asemejan esta modalidad al Tantra o el Tao.

Y es que cuando se habla de calidad en las relaciones sexuales se hace referencia a no centrarse sólo en los genitales, sino más bien a crear un momento donde se construya el ambiente, donde haya tiempo extra para los besos, las caricias, los juegos eróticos que hacen que la energía sexual y el amor se eleven al máximo.

Las parejas que no cuentan con un tiempo determinado para regalarse estos momentos terminan teniendo relaciones sexuales rápidas, monótonas y mecánicas, que muchas veces terminan siendo encuentros “por cumplir”, lo que suele pasar con la mayoría de las parejas casadas en la actualidad.

De hecho, siempre ha habido una baja en la cantidad de encuentros sexuales que tienen los casados después de los primeros años o hasta la llegada del primer hijo. Sin embargo, es hasta ahora que se vuelve problema porque esto se adereza de mala calidad. Así el problema no es que sea poco, es que además es rápido y malo.

Tan preocupante ha sido el asunto en la última década que estudiosos del asunto en Estados Unidos realizaron una encuesta llamada ‘¿Son las redes sociales una nueva adicción?’ y descubrieron que el 7% de los usuarios de teléfonos celulares en ese país consultaban sus mensajes en pleno acto sexual.

Y es un hecho que las citas rápidos y de poca conexión crean  una brecha entre la pareja, mientras que por medio de las relaciones sexuales conscientes se fortalece el vínculo de amor entre las dos personas y se genera un incremento indiscutible de conexión emocional, mental y espiritual entre los dos.

Historia. El ‘slow food’, término de donde se acuñó el ‘slow sex’, no se trata de masticar lento, sino que envuelve todas las etapas de la  elaboración de la comida inclinándose  por los alimentos frescos, locales, creando comida sana y creativa, buena compañía y sobremesa. 

El  ‘slow sex’  copia este modelo y  propone que ralenticemos y disfrutemos más todas las etapas de la relación sexual, desde el coqueteo más sutil hasta la sensación de unidad más profunda, sin metas ni objetivos definidos, sin tiempo, gozándonos el momento, desconectándonos de los pensamientos para que toda la energía sexual fluya a través del cuerpo, haciendo el amor consciente.

Hoy, los expertos consideran irónico que se tengan que crear tendencias como éstas, entre  muchas otras, con el fin de combatir  la ahora llamada ‘fast life’ o vida rápida que distingue a nuestra actualidad, para que la gente haga conciencia y se tome el tiempo de gozar de las simplicidades de la vida y de los momentos especiales, para reconectarnos con lo que verdaderamente es, viviendo el ahora y dedicándonos un momento para  celebrar la vida.

TU REACCIÓN
¿QUÉ TE HA PROVOCADO ESTA NOTICIA?
0
QUE CHIDO
0
QUE PICANTE
0
QUE HORROR
0
ME IMPACTA

CONVERSACIONES EN FACEBOOK