El hombre contra la máquina

Alberto Mansur ha buscado una forma para que el tráfico disminuya un 25% en horas pico; ahora necesita firmas para que esto sea ley
Elizabeth Palacios
12/08/2014 - 17:13

Era una mañana cualquiera en la ciudad de México, a la hora terrible en la que todos los niños deben llegar al colegio. Alberto salió de su casa con toda la intención de encontrarse con un cliente. No parecía una labor titánica, la distancia no superaba los cinco kilómetros. Pero esa mañana, Alberto no pudo llegar y su cliente se quedó esperando. Por fortuna encontró comprensión al momento de hacer la incómoda llamada de disculpa, pero aprendió una frase que lo marcó: esta ciudad no tiene palabra.

La historia de Alberto Mansur, abogado egresado de la Universidad Iberoamericana, no es muy distinta a la de cualquiera de los millones de ciudadanos que a diario tratamos de desplazarnos de un lugar a otro en medio del tráfico caótico de la capital mexicana. Pero sí hay una diferencia. Alberto decidió hacer algo al respecto.

Así nació “Vamos en grupo”, una iniciativa ciudadana que busca convertirse en una propuesta de Ley de Movilidad Solidaria para el Distrito Federal. Lo que se busca es que el gobierno de la ciudad se solidarice con la ciudadanía que tiene la voluntad de reducir el congestionamiento vial haciendo uso del transporte escolar.

La idea es que una porción del gasto que cada familia destina a este rubro, sea asumida por el gobierno a través de una deducción ciega sobre cualquiera de nuestros impuestos directos. Y aunque todo esto suena muy bonito, no es una labor sencilla, pues para que esta iniciativa sea al menos discutida por la Asamblea Legislativa del DF se necesita reunir un total de 32 mil firmas que la respalden.

¿Por qué Alberto decidió invertir su tiempo y sus recursos propios para desarrollar esta titánica cruzada? Para él la respuesta es simple: el tránsito de esta ciudad es un problema que afecta a todos. No hace distinciones, tengas o no tengas automóvil, el tráfico te va a alcanzar. El exceso de autos en las calles no sólo te afecta si eres el conductor de a lado, te afecta pues la ciudad no destinará recursos a mejorar el transporte público, sino la infraestructura para los autos. Te afectará porque aunque viajes en un autobús, llegarás tarde por quedar atrapado en el tráfico. También por la contaminación. Tú y tus hijos respiran el mismo aire, cuando caminan, cuando andan en bicicleta y cuando viajan en auto.

Alberto está convencido de que, si bien hay problemas graves de la ciudad que los ciudadanos no pueden resolver solos, el tráfico vehicular es distinto. Con una iniciativa como “Vamos en grupo”, los ciudadanos como tú y yo podemos reducir hasta 25% el tránsito en las horas pico. Eso se traduce en quitar de las calles más de un millón de coches. Se traduce en reducir 15 minutos a cada hora de trayecto.

Los datos duros parecen salir en automático de los movimientos que Alberto hace con las manos. Tan sólo en el Distrito Federal, diariamente circulan 497 autos por cada mil habitantes y hay un estimado de 5,619,748 autos registrados. Según datos del Inegi, más de 49% de los estudiantes se traslada a la escuela en transporte privado y, en promedio, cada coche transporta 1.3 alumnos, por lo que a las horas de entrada y salida de la escuela se incrementa en un 25% el total de los vehículos en la calle.

Este exceso se traduce también en riesgo. Las horas con mayor número de accidentes son entre las 8 y 9 de la mañana, horario en el que las personas se trasladan para entrar a trabajar o en el que dejan a sus hijos en las escuelas. El segundo horario más accidentado se da entre las 2 y las 4 de la tarde, horario de salida y entrada de las escuelas, que coincide con el horario de comida de los trabajadores. Por último, entre las 6 y 7 de la noche, horario de salida de los trabajadores y de los alumnos de turnos vespertinos.

TU REACCIÓN
¿QUÉ TE HA PROVOCADO ESTA NOTICIA?
0
QUE CHIDO
0
QUE PICANTE
0
QUE HORROR
0
ME IMPACTA

CONVERSACIONES EN FACEBOOK