ESCÁPESE: Viaje a Maruata

Las costas de Michoacán albergan un paraíso natural en el que puedes vacacionar con tan sólo 3 mil pesos
Viridiana Ramírez
12/06/2015 - 04:30
Donde hay cosas hermosas, es el significado del nombre Maruata, y así se llama esta playa favorita de los aventureros. Cabañitas rústicas, tremendos arribones de tortugas y olas que azotan contra riscos, son sólo un pedacito de su belleza. Ponte el traje de baño y dile a tu acompañante que lleve sus 3 mil pesos, porque este itinerario es por persona.
 
Cómo llegar. La forma más económica es en autobús. Primero habrá que llegar a Lázaro Cárdenas. Desde la terminal de Taxqueña, la línea Autovías te lleva por 685 pesos, viaje sencillo. El tiempo estimado de viaje es de ocho horas. En Lázaro Cárdenas, aborda un colectivo, pasaje: 80 pesos.
 
Dónde dormir.  En Maruata sólo existen cabañas rústicas y enrramadas para montar tu casa de campaña. El Comité Parador Turístico Maruata renta habitaciones para dos personas desde 300 pesos, están ubicados sobre la montaña que envuelve la playa. Hay que reservar en el télefono 51 50 51 10, con ellos también apartas lugar para acampar, cuesta 50 pesos por persona, por noche e incluye regaderas.
 
 
Qué comer. Los mariscos son básicos. Los restaurantes son palapas rústicas para degustar desde pescados a las brasas o langosta recién pescada. Otro platillo memorable es la morisqueta, con arroz y pescado relleno de salsa de molcajete. El coco bien frío es otro clásico. En cualquier palapa se come bueno, bonito y barato, con platos de menos de 70 pesos.
 
Qué hacer. Puedes nadar en piletones de agua color turquesa, también desafiar la furia del mar en tablas de surf que se rentan por 50 pesos al día.
 
Otra opción es recorrer la playa de extremo a extremo en caballo o a pie. Hay un río que se junta con el mar, donde se ven  aves como: garzas, pelícanos y hasta flamencos. 
 
Los lancheros te pueden llevar a playas escondidas, donde incluso está permitido asolearse ‘como Dios nos trajo al mundo’. Otra opción es pedir que te acerquen a los riscos, ahí donde está el ‘Dedo de Dios’, una gigante roca que sirve como barrera a las olas. Debes negociar el costo del viaje; a veces, si les caes bien ni te cobran. 
 
Por las noches, las fogatas son el punto de reunión para hacer amigos y observar estrellas. La carga de varas cuesta 50 pesos. 
 
De julio a diciembre, puedes  admirar el arribo masivo de tortugas laúd, golfina y negra, que llegan a desovar y dar a luz,  la playa tiene un museo y en octubre se liberan tortuguitas.
 
Total. Dos mil 130 pesos (incluye transportación redonda en autobús y colectivo, dos noches de hospedaje en cabaña). Te sobran 870 pesos para comidas y paseos.
TU REACCIÓN
¿QUÉ TE HA PROVOCADO ESTA NOTICIA?
0
QUE CHIDO
0
QUE PICANTE
0
QUE HORROR
0
ME IMPACTA

CONVERSACIONES EN FACEBOOK