BOCANADA

Dione Anguiano habla sobre la visión que tiene de Iztapalapa, la delegación más grande de la ciudad a la que aspira gobernar
Samuel Ocampo
12/02/2015 - 04:00
¿—Cómo se define Dione Anguiano Flores? —Una persona sencilla, coherente, agradable.
 
—¿Edad?
 
—51 años.
 
—¿Estado civil? 
 
—Soltera.
 
—¿Profesión?
 
—Licenciada en Derecho.
 
—Oficio
 
—De todo, política.
 
—¿Vicios?
 
 —Ninguno
 
— ¿Qué canciones han marcado tu vida?
 
—“Te recuerdo Amanda”, de Víctor Jara, esa me gustó mucho; “Playa Girón”. Casi todas las de Serrat, Pablo Milanés.
 
—¿Tu grupo favorito?
 
—Tengo muchos. Uno es Rubén Blades,  todos los españoles. También los cubanos, Silvio Rodríguez, Pablo Milanés, Aute.
 
—¿Los Ángeles Azules no te gustan?
 
—Los Ángeles Azules hoy, jajajaja, actual.
 
—Declaraste:  “Soy una mujer que ha trabajado 27 años en la delegación Iztapalapa y les puedo decir que no estoy muerta, porque a los perros muertos no se les patea; soy una perra y estoy bien viva”.
 
—Es un dicho cuando una  todavía es controvertida y está dentro de la política. 
 
—¿Eres de mecha corta o tolerante?
 
—Ante la injusticia soy de mecha corta.
—¿Cuándo sacas los golpes?
 
—Nunca me he peleado.
 
—¿Sigue siendo el PRD una alternativa para gobernar Iztapalapa?
 
—Sí. Porque tenemos visión, porque queremos consolidar  algo que empezó hace 15 años, porque la gente cree, sigue creyendo en Iztapalapa por el PRD.
 
—¿Con quién te tomarías un té de tila, con Aleida Alavez, con Clara Brugada o Carlos Augusto Morales?
 
—Yo creo que con los tres me tomaría mejor un té rojo, me gusta más.
 
—¿Qué tienes tú que no tenga Aleida Alavez, ni Clara Brugada ni Carlos Augusto para gobernar Iztapalapa?
 
—Mi nombre.
 
—¿Por qué los habitantes de Iztapalapa deben de creer en ti?
 
 —Creen ya.  Porque soy una mujer confiable, soy honesta, porque cumplo, soy trabajadora.
 
—Siempre se habla mal de Iztapalapa, por lo regular es un referente, ¿qué propones para que se hable bien de esta demarcación si llegas a ganar?
 
—Bueno, somos 2 millones los que vivimos en Iztapalapa. Entonces primero nos tenemos que convencer y convencer a Iztapalapa que somos una población digna. Dar a conocer todo lo bueno que hay.
 
—Delegados van y delegadas vienen y el problema  del agua e inseguridad sigue,  todos dicen que terminarán con ellos ¿qué harías tú para acabar con esto? 
 
—Yo te diría que el problema del agua no solamente es del delegado, ese ha sido el error. Tendríamos que establecer una mesa donde fundamentalmente el gobierno fuera aliado principal, el gobierno local, el gobierno del jefe de gobierno, delegación y gobierno federal.
 
El problema del agua es un asunto, en primera parte, de recursos; lo otro, de conciencia, de educación. El 40% es desperdicio de agua en fugas, no  solamente de las redes primarias y secundarias, sino de las casas y para eso se necesita la participación de la gente.
 
El problema de la inseguridad es un problema que tenemos que platicarlo con la gente. Ya lo hemos dicho hasta el cansancio: no es un problema de más policías, ya le aclaré a la gente, por cada  2 mil  habitantes hay un policía en Iztapalapa, entonces nos damos cuenta que no  vamos a resolver con más policías. Vamos hacer que la gente pueda salir, pueda participar en asuntos preventivos para no llegar al tramo que le toca a la policía; que es bueno poder ya  tipificar el delito, poder  consignar. 
 
—¿Estarías de acuerdo con la incursión de fuerzas federales en dado caso que en Iztapalapa esté la inseguridad al máximo?
 
—Bueno es que no vamos a resolver el problema con más policías. Yo quisiera que siguiera el gobierno federal con programas sociales, nos pudiera  dotar de programas donde pudiéramos prevenir el asunto de la inseguridad, darles más becas a los jóvenes, los programas de “Cuarto rosa” —el hacinamiento está canijo. Para mí, el problema de la inseguridad en la calle —a lo mejor voy a decir una torpeza—, pero es el que menos me preocupa, me preocupa más la inseguridad al interior de la casa, violencia intrafamiliar, abusos sexuales, ultrajes a la niñez   a todo lo que da.
 
—¿Con qué tradición de Iztapalapa te identificas más, con la Pasión de Cristo o con Los Ángeles Azules?
 
—Pues con los dos, los combinamos. Después de una Pasión, en Sábado de Gloria, ya cuando resurge, nos ponemos a bailar.
 
—Tú y Alfredo Hernández son una especie de pareja delegacional, por así llamarlo; pero en el PRD, como que últimamente no les ha ido nada bien con este tipo de  parejas.
 
—Nosotros tenemos 27 años,  hemos construido las cosas juntos. Me parece que estamos identificados, no somos advenedizos. 
 
 —¿Tienes las manos limpias?
 
—Las manos limpias, con anillos que me hacen mis amigos.
 
—Fuiste directora del Instituto del Deporte con Andrés Manuel López Obrador, ¿lo extrañas como jefe?
 
—Lo reconozco, lo estimo.
 
 —¿Qué le aprendiste?
 
—Gobernar con programas sociales en beneficio de los ciudadanos.
 
 —¿Qué le criticarías?
 
—Como estamos en este proceso no quisiera criticar nada. Es parte de mi mesura.
 
—¿Has pensado cambiarte a Morena?
 
—No.
 
 —¿Estás bien en el PRD?
 
—Soy morena,  yo ya soy morena. 

TAGS

TU REACCIÓN
¿QUÉ TE HA PROVOCADO ESTA NOTICIA?
0
QUE CHIDO
0
QUE PICANTE
0
QUE HORROR
0
ME IMPACTA

CONVERSACIONES EN FACEBOOK