“Mi suegra me lanza el chon” | CALIENTE POR SABER

Conoce la historia de nuestro lector entorno a la mamá de su novia
francisco.perez
11/01/2016 - 13:43

Me fui de vacaciones con mi hermano y sus amigos. Con uno de ellos me terminé llevando muy bien hasta el punto en que nos fuimos a besar a la playa y ahí nos agarramos. Después, regresamos a bailar al antro por horas. Nadie del grupo sabe de lo nuestro y ahora que regresamos a la ciudad, él no me habla, ni ha invitado a salir, ni me dice nada de todo lo que me decía en el viaje. Estoy muy dolida porque siento que nada más me usó y me pregunto si debo de decirle algo a mi hermano o llamarle a él. 

Aída, la dolida

A él ignóralo por completo, a tu hermano no lo metas; no es asunto suyo. Si eres tan grande y madura como para agarrarte con un chavo, también lo eres para aguantar que las cosas no resulten y te manden a volar. Desafortunadamente, es muy fácil que una aventura de vacaciones no termine en una relación seria; te recomiendo que guardes esta historia en tu cofre personal y que no vuelvas a caer en las redes de ese tipo que sin duda es un idiota.

Soy muy irregular con mi regla y van dos veces que casi creo que estoy embarazada. Me dice una amiga que si tomo pastillas anticonceptivas me voy a regular, pero yo no quiero meterme hormonas al cuerpo ahora que mi vida sexual no es tan activa, además me cuido con condón cada que lo hago. ¿Qué me recomiendas tú?

SUSANA, LA IRREGULAR

Tomar pastillas anticonceptivas es un tratamiento muy reconocido para regular la regla. Existen actualmente pastillas de muy baja dosis hormonal, te recomiendo hablarlo con tu ginecólogo para encontrar el medicamento ideal para tu cuerpo y tu edad y estudiar adecuadamente los pros y los contras de tomar pastillas. No dejes de usar condón aun cuando tomes pastillas, muchas mujeres lo hacen y acaban con tremendas infecciones. 

Con mi mamá puedo hablar de mi vida sentimental y la de mis amigas, a pesar de que es religiosa y tradicional, porque siempre me ha dado buenos consejos. Mi problema ahora es que me quedé embarazada y sé que si se lo confieso no me va a permitir abortar; además, se va a desilusionar de mí y nuestra relación se va a ir por un tubo. Siento ganas de huir, no la puedo ni ver de frente ¿Qué puedo hacer?

FER, la que no quiere SABER

No tomes a la ligera un asunto así de delicado. Si a tu madre le va causar gran conflicto y tú estás segura de la decisión, busca a la persona que te va a apoyar, no lo hagas sola. En los centros de aborto existe ayuda profesional que te puede hacer pensar las cosas. Imagino que tu madre se va a sentir muy desilusionada si se entera, pero finalmente es tu cuerpo, tu vida y la criatura en camino es tu responsabilidad. Ojalá esta historia le sirva a los demás lectores de lección, un aborto nunca es fácil.

Mi suegra es divorciada y me tira el pedo. No es mi imaginación, a ella le encanta sentirse la muy jovial y la buena onda, pero yo siento que la señora quiere conmigo. Me mira y me siento incómodo. No me atrevo a confesarle a mi novia que su mamá es una aventada y que conmigo se agarra confianzas que no me caen en gracia. 

ESTÉBAN, Al QUE INCOMODAN 

Definitivamente considéralo a broma y quítate de la cabeza esa idea. Las mujeres, cuando se sienten en confianza, pueden pasarse un poco de chistosas, pero si se lo dices a tu novia te vas a meter en un lío del que no vas a poder salir. Te recomiendo que no la alientes de ninguna manera, no salgan con ella y si puedes consigue un amigo de su edad, alguien que la tenga ocupada, muy feliz, para que salga con ella y desborde en otro sus alegrías.

Mi amiga de la prepa se declaró lesbiana cuando conoció a una machorrona que le tiró la onda. Ella y yo nos llevamos muy bien, nos gusta salir y viajando hicimos tremendas aventuras. Nunca pensé en ella como pareja, siempre fuimos amigas. Ahora, la verdad, me siento celosa, he llegado a preguntarme si seré yo lesbiana y es que siento que la extraño y que odio a su novia.

ANA, LA NO LESBIANA

Coméntaselo a ella. Háblalo con calma y trata de imaginarte en sus brazos. La amistad y el amor son dos sentimientos que se parecen, pero no son los mismos, puede que lo suyo sea un romance sin sexo y que con la otra chava sea más sexo que amistad... procura darte tiempo para tratar de descubrir quién eres, tal vez esta nueva etapa en la que tu amiga está en lo suyo, sea mucho más interesante para ti conocer al hombre o a la mujer de tu vida, sólo no te quedes con el deseo de ser lo que no eres.

Me cuesta trabajo entender a las mujeres mexicanas; ellas, cuando dicen que no parece que quieren decir sí; no sé bien cómo explicar esto que siento, es como tener que rogar y rogar mucho para que acepten una invitación a la cama. A mí me parece que en mi tierra, en Nueva York, las mujeres son menos complicadas y que gozan de sexo más fácil. No acabo de entender bien por qué si les gusta tener sexo, me hacen pedir y pedir; les gusta que las tenga que convencer con muchas pláticas, besos, promesas y cenas.

JOHNNY, EL GRINGO

Efectivamente, las mujeres en México tenemos la fama de que nos gusta hacernos del rogar. Te recomiendo que entiendas que si realmente te quieres acostar con una de nosotras nos des tiempo y cariño, nos gusta sentir que nos halagan y que el preámbulo se alarga hasta por días. Nos gustan las sorpresas, los detalles y los mensajitos por celular. Nos gustan las flores, los apapachos y la sensación de que nos desean mucho, mucho.

TU REACCIÓN
¿QUÉ TE HA PROVOCADO ESTA NOTICIA?
0
QUE CHIDO
0
QUE PICANTE
0
QUE HORROR
0
ME IMPACTA

CONVERSACIONES EN FACEBOOK