ASESINOS SERIALES: La pareja diabólica

Fred y Rosemary unieron sus vidas con el fin de cometer despiadados crímenes
Ricardo Ham
10/07/2015 - 05:30

Las sombras  de la noche caían sobre la joven que esperaba impacientemente el autobús; el frío y el miedo se conjugaban para generar  una desolada sensación que deprimía a cualquiera. 

A lo lejos, un par de faros deslumbran a la chica, del auto baja una mujer de apariencia amable que gentilmente ofrece llevar a la confundida joven que sin pensarlo acepta el favor.

La duda eriza la piel de la ahora pasajera, un desagradable presentimiento llega al ver su ruta desviada y darse cuenta del rostro sin expresión del conductor. Los gritos y forcejeos fueron cubiertos por la espesa niebla, la golpiza y violación eran el estilo de Fred y Rosemary. 

La casa de los horrores West era el escenario de los más espantosos asesinatos que la memoria  inglesa pueda recordar. 

Fred y Rosemary West pasaron a la historia como una de las parejas más bizarras y sádicas.

Fred West había sido encarcelado en varias ocasiones por delitos menores, incluso fue inculpado de violar a su propia hermana y  atropellar con una camioneta a un pequeño de tan sólo 4 años de edad. Más adelante, Fred sería el primer sospechoso por el asesinato de su esposa, quien se encontraba embarazada al momento de morir. 

Por su parte, Rosemary era una fría mujer gustosa de prácticas sexuales violentas y exhibicionistas, con tan sólo 15 años de edad, conoció a Fred y juntos iniciaron la cacería de jovencitas más despiadada de toda Europa, la primera de ellas fue la misma niñera de sus hijas a quien torturaron y violaron durante horas, sin embargo, la policía la convencería de no presentar cargos, lo que facilitó que los West continuaran su carrera homicida.

Fred y Rosemary West comenzaron a forzar sexualmente a sus hijos, las niñas eran violadas por Fred y los hombres eran obligados a mirar pornografía todo el tiempo, la familia completa participaba en largas sesiones de videos caseros de fuerte carga sexual. 

La casa de Fred y Rosemary West comenzó a adquirir la fama de aceptar como inquilinos a los más extraños personajes de la zona, a ella llegaban ex presidiarios y jovencitas que escapaban de sus hogares, todo esto facilitaba la tarea al perverso matrimonio que tenía al alcance de su mano cuerpos jóvenes con quienes saciar sus instintos sexuales y tendencias homicidas, se cree que un total de 12 fueron las víctimas de la singular pareja.

Para el matrimonio West no existía límite si se trataba de dar rienda suelta a sus deseos carnales, no se limitaron a violar a sus propios hijos, sino que cometieron el asesinato de la mayor de ellas, una jovencita de nombre Heather a quien la policía buscó en el mismo patio de Fred y Rose llevándose la sorpresa de encontrar  varios cuerpos más

Para Fred la presión fue tal que no soportó los señalamientos por 12 homicidios, el sádico hombre decidió quitarse la vida en la prisión de Birmingham mientras esperaba su sentencia. Por su parte Rosemary paga una larga condena por 9 homicidios, aunque se espera una apelación en el año 2019, cuando Rosemary West llegue  los 66 años de edad.

TU REACCIÓN
¿QUÉ TE HA PROVOCADO ESTA NOTICIA?
0
QUE CHIDO
0
QUE PICANTE
0
QUE HORROR
0
ME IMPACTA

CONVERSACIONES EN FACEBOOK