¡Clarketazo!

Mauricio Clark contará, "sin pelos en la lengua", todo lo que sus ojos vean en Brasil
Redacción
10/06/2014 - 05:00

LAS AVENTURAS DE  MAURICINHO CLARKULEIRO

MAURICIO CLARK

Un mexicano más en el Mundial  sin "pelos en la lengua" para contarles todo lo que mis ojos vean.

Podría ser mi ignorancia enorme, pero hasta hace unas horas pensaba que un vuelo a Brasil, además de ser barato, iba a ser rápido y cómodo, pero ni una ni otra. 

Mi decepción fue grande al percatarme que me esperaba un vuelo de 10 horas (casi medio día trepado en el avión),  pero eso me sirvió para poder platicar con mi compañero de asiento,  don Lupe. Para personas como  don Lupe el hecho de viajar al Mundial no es un acto de lujo ni una inversión diminuta. Después de  cuatro  años de esfuerzo en su taquería y evitando pagar varias deudas que aún cargaba a cuestas antes de venir,  don Lupe reunió el dinero suficiente para dejar a su familia, negocio y perros para disfrutar de dos semanas llenas de futbol. 

Le agradezco a Dios el hecho de que mi trabajo pueda enviarme al Mundial de Brasil con el avión y el hotel pagados,  ya que hasta hoy me enteré que muchas personas (más de 30 mexicanos en mi vuelo) pagaron cerca de ¡40 mil pesos por vuelo!  (¿quéee? ¿cuál crisis?).

A dos días de comenzar la Copa del Mundo me encuentro en la ciudad de  Río de Janeiro y usted, querido lector se preguntará ¿qué hace un reportero de espectáculos en este evento deportivo? La respuesta que viene a mi cabeza es que más allá de tratarse de futbol, este evento se convierte en uno de entretenimiento, social, económico y hasta político que hace girar al mundo entero.

Me encantaría decir que la ciudad de Río está lista para recibir a cientos de miles de turistas, aficionados y "villamelones"  que están por llegar, pero la neta no es así. Me encontré con una ciudad desorganizada, con muchas banderitas de todos los países por todos lados, pero eso sí, sin una sola caseta de información turística ni de la FIFA; con calles aún en construcción que hacen que mi GPS se vuelva más loco de lo que está y con precios elevados, muy elevados (como dato personal siempre utilizo el precio de una hamburguesa doble para comparar la moneda y en este lugar me encontré con una hamburguesa de más de 20 dólares). 

Sin duda el alza excesiva de precios podría ser algo negativo para cualquiera, pero si algo me queda claro es que para un aficionado de verdad no existen imposibles. Para personas como  don Lupe  y para más de los 15 mil mexicanos que vienen al Mundial (sí, así como lo leyeron, más de 15 mil),  la fe en una selección que calificó apenitas para la Copa del Mundo, no muere. 

Definitivamente nada ni nadie en este mundo mueve a tantas personas como el futbol y para muestra será Brasil 2014. Confiamos en que nuestra selección se "parta la madre” en la cancha como se  "partieron la madre" muchos mexicanos para ahorrar y venir a echarles porras.

¿Listos para Brasil?

4,3,2,1 ¡Clarketazo!

@clarketo

 

TU REACCIÓN
¿QUÉ TE HA PROVOCADO ESTA NOTICIA?
0
QUE CHIDO
0
QUE PICANTE
0
QUE HORROR
0
ME IMPACTA

CONVERSACIONES EN FACEBOOK