BOCANADA: Leonel Luna Estrada

Será el próximo coordinador del PRD en la Asamblea Legislativa
Samuel Ocampo
09/09/2015 - 05:00
¿Quién es Leonel Luna Estrada?
 
Soy un administrador público de carrera, alguien que se ha dedicado a la política durante muchos años. De hecho, mis padres se dedicaron a la política, principalmente al sindicalismo, un sindicato textil, viví, crecí prácticamente en un instituto de capacitación sindical porque mi papá se dedicaba a la educación obrera.
 
Fue pionero en el país, y eso me llevó a convivir con muchos liderazgos sindicales de América Latina. Donde vivíamos llegaron exiliados de Paraguay, Chile, Argentina, de las dictaduras latinoamericanas. Posteriormente, me dediqué a estudiar administración de empresas.  Jefe delegacional en Álvaro Obregón dos ocasiones y esta es la segunda ocasión en que soy diputado local. 
 
¿Edad?
50 años ya.
 
¿Estado civil?
Casado.
 
¿Nacionalidad?
Mexicano.
 
¿De dónde salió el mito de que no eras mexicano?
Mi mamá es guatemalteca, hay que decirlo, y lo digo con mucho cariño; he aprendido mucho del pueblo guatemalteco.
 
¿Y de ahí salió el mito?
 
Son mitos que de pronto van sucediendo en la política y leyendas urbanas. Cuando eres un personaje público pues se van construyendo esas cosas, ¿no?
¿Siempre has sido perredista?
 
No. En mi juventud fui priísta aunque me di cuenta que no era el mejor camino ni tampoco la ideología que compartía, por eso me afilié al PRD. Vengo de una familia y de una formación familiar de  izquierda, entonces no podía estar…
 
¿Eras como ‘el negrito en el arroz’?
Pues sí, efectivamente. Entonces decidí trabajar en un partido izquierda.
 
¿Qué religión profesas?
Católica.
 
¿Casado por la iglesia?
No, eso sí no, fíjate.
 
¿Fiestero?
No.
 
¿A poco no bailas?
Poquito, me gusta el son, salsa, cumbia.
 
¿Qué ha hecho bien el PRD en Álvaro Obregón?
 
Ha hecho un buen gobierno. Por primera vez se puso en la agenda de la ciudad el tema de los altos riesgos. Hay 36 colonias en suelo minado, viviendas en los lechos de los ríos, colonias construidas sobre cascajo después de los sismos del 85. Estamos trabajando con el gobierno de la ciudad para la ampliación de la Línea 12 del Metro, para que llegue a Álvaro Obregón.
 
¿Ya sin Marcelo Ebrard, verdad?
Sí, con el doctor Miguel Ángel Mancera.
 
¿No tienes miedo de que la Línea 12 vaya a crear conflictos en aquella zona?
No, va a estar todo bien hecho. Este es un proyecto de ingeniería importante.
 
¿Qué el otro no era un proyecto de ingeniería?
Eh... sí, pero la experiencia nos indica que este tipo de obras se tienen que cuidar.
 
¿Será fácil ser coordinador del PRD con este nuevo panorama?
 
Será un proceso interesante, una buena experiencia, también para todo el grupo parlamentario y para los diputados de la Asamblea un aprendizaje constante, donde realmente vamos hacer política. Y hacer política me refiero a que  hay que privilegiar el diálogo, la concertación, la tolerancia.
 
¿Cuál va a ser la principal tarea de su agenda legislativa?
En primer lugar, ubicarnos en la izquierda…
 
¿Ahora sí?
Eso no lo podemos perder de vista. Somos un partido de izquierda. ¿Esto qué significa? Que vamos a generar propuestas desde la perspectiva ideológica de la izquierda. Vamos a trabajar en varias líneas: transparencia, rendición de cuentas, generar un sistema anticorrupción. A ser un parlamento abierto que tenga contacto con la ciudadanía. Hemos perdido como partido, y siendo autocríticos, hemos perdido ese contacto con la gente.
 
¿Del 1 al 10 qué calificación le pones a la gestión de Miguel Ángel Mancera?
Como gobierno emanado del PRD yo le pongo 10.
 
¿Y como ciudadano?
Después de ser jefe delegacional y entender lo que implica estar al frente de un gobierno, le pongo 10. No es fácil.
 
Tu formación dentro del PRD estuvo ligada a René Bejarano, ¿fue fácil romper con él?
 
El PRD es un partido que está en permanente movimiento, desde su fundación, lo componen distintas corrientes políticas. Es un partido donde se privilegia el debate. Finalmente, pues sí fui parte de Izquierda Democrática Nacional, pero llegó el momento en el que debíamos de buscar otro horizonte. Yo no diría si fue fácil o no romper con él; son procesos que se dan en la política.
 
¿Lo extrañas?
En política estamos en una comunidad, de pronto tienes trabajo con políticos de diferentes expresiones, la vida pública es así, ¿no?, a veces vemos a los políticos como extraños, pero lo cierto es que en las comunidades de médicos, de ingenieros, es lo mismo.
 
¿Eres precavido?
Trato de ser prudente, soy muy prudente.
 
¿A qué político te gustaría aventar a una barranca de Álvaro Obregón?
No tengo esos sentimientos.

 

TU REACCIÓN
¿QUÉ TE HA PROVOCADO ESTA NOTICIA?
0
QUE CHIDO
0
QUE PICANTE
0
QUE HORROR
0
ME IMPACTA

CONVERSACIONES EN FACEBOOK