ASESINOS SERIALES

El delirio de persecución originó que Leonard y Charles se convirtieran en despiadados depredadores de mujeres
Ricardo Ham
09/01/2015 - 06:00
Leonard esperaba pacientemente que llegara la tarde, sabía a la perfección que con su arribo la diversión comenzaría, era como si tuviera un disfraz que solo pudiera quitarse con la presencia del atardecer, como si la luz de las primeras horas del día le obligaran a ser una persona que en realidad no era. Pero Leonard no se sentía completo, con la llegada de la tarde el teléfono sonaba y del otro lado de la línea Charles respondía, era la señal, la hora del juego iniciaba. Charles Ng y Leonard Lake se reunirían para poner en marcha el plan Miranda, para salvar el mundo con sus propios hijos, para torturar, violar y asesinar a las decenas de mujeres encadenadas a los muros de la cámara de los horrores de Leonard y Charles. 
 
Surgidos de una extraña mezcla entre manuales de tortura y teorías apocalípticas, Leonard Lake y Charles Ng pueden ser considerados como una de las parejas más espeluznantes del mundo de los asesinos en serie. Con un número indeterminado de víctimas, esta pareja gozaba con el rapto, tortura, violación, sadismo y asesinato de mujeres jóvenes, todas ellas eran trasladadas a las colinas de California donde Ng y Lake habían instalado una auténtica casa del terror. Mientras las mujeres eran amordazadas, los hombres eran puestos en libertad por unos minutos, solo mientras la fatal pareja se daba tiempo para ir tras ellos y practicar el tiro al blanco y la cacería.
 
 
La desafortunada alianza de estas dos mentes trastornadas se conjuntaría gracias a ideas delirantes que se relacionaban  con la llegada de una guerra nuclear que destruiría el mundo, solamente los más preparados podrían sobrevivir a dicho acontecimiento, Leonard se preparó a conciencia para ello, era un obsesivo del manejo de las armas y técnicas de supervivencia, conocimiento que en parte había adquirido durante su estancia en la marina de los E.U. Leonard Lake, creía tener la responsabilidad de repoblar el mundo después del estallido nuclear, a esta misión de supervivencia la llamó “Operación Miranda”. 
 
Por su parte, Charles Ng gozaba con la tortura extrema de las víctimas, martillar y engrapar los dedos, torturar psicológicamente y quemar vivas a las víctimas, eran el trabajo de Ng, en el cual se volvió un especialista.  
 
La operación Miranda quedó registrada en video, decenas de cintas con torturas y violaciones fueron encontradas en el auto y casa de Lake, incluso el mismo Leonard aparece en una de ellas anunciando el delirante plan de la pareja. Sin embargo, el ex marine nunca pudo ver la operación terminada, el cianuro se lo impidió, el miedo a ser descubierto lo llevó a ingerirlo en un interrogatorio de rutina, dejó que Charles Ng cargara con la responsabilidad de las 11 víctimas comprobadas y los 22 kilos de huesos humanos encontrados en la mazmorra del centro de operaciones de la operación Miranda.
 
TU REACCIÓN
¿QUÉ TE HA PROVOCADO ESTA NOTICIA?
0
QUE CHIDO
0
QUE PICANTE
0
QUE HORROR
0
ME IMPACTA

CONVERSACIONES EN FACEBOOK