ENIGMAS

Un campesino de Polonia tuvo un encuentro increíble mientras volvía a su casa
Yohanan Díaz Vargas
08/03/2015 - 01:13

En la casuística Ovni a nivel mundial encontramos experiencias de personas que han estado frente a frente con entidades diferentes a los humanos y que en la mayoría de las ocasiones no les producen miedo.En estas experiencias son descritos como seres grotescos o bien, seres con forma angelical que algunas veces dan mensajes para el testigo o su comunidad, p ero son casos que dejan una huella profunda.

En Polonia, a finales de los años 70, se registró un caso que rompió el paradigma dentro del Comunismo ya que impresionó a la sociedad y se investigó sin tener que ser autorizado por el gobierno, rompiendose así la censura a los investigadores Ovni de aquel país.

El 10 de mayo de 1978 en la localidad de Emilcin, el agricultor Jan Wolski, de 71 años, regresaba a su casa cuando en el camino tuvo un encuentro con dos seres pequeños que saltaron a su carreta.

ENCUENTRO Seres que tenían los rostros de color verde, ojos oblicuos, una rendija un lugar de boca, uniformes negros (algo similar a los de los buzos), pequeñas “aletas” entre sus dedos y hablaban un lenguaje extraño, el testigo no sintió miedo.En esta experiencia que fue investigada por los estudiosos Ovni de Europa, Jan relató que metros más adelante se encontró con un objeto flotando, el cual describió con la forma de un camión de transporte público, que hacía un ligero movimiento hacia arriba y hacia abajo. Un objeto de apariencia metálica que tenía una forma de cubo con soportes en las esquinas, que las describió con forma de una rosca de taladro que giraban todo el tiempo.

Estando frente al objeto volador, Jan fue “invitado” a entrar. Una puerta, que antes no era visible en absoluto, se abrió a un lado del objeto. Bajó una especie de “ascensor”, similar a una plataforma, apoyada por cuatro “cuerdas”, de donde salió otro miembro de esa tripulación. Sin embargo, uno de los extraños seres permaneció en el suelo, mientras Wolski y los primeros seres se subieron en la plataforma.

En ese entonces, Jan Wolski describió a los periodistas que en el interior de la nave todo era de color negro grafito. No había luces, no había interruptor, no aparecía ningún dispositivo de ningún estilo. La única pieza de equipo que notó fueron una especie de “bancos” que sobresalían de las paredes del objeto, ahí le pidieron que se desnudara. Así lo hizo y ellos realizaron mediciones usando dispositivos muy parecidos a dos pequeños platos unidos. Lo que provocó más interés en los seres fue el cinturón de cuero que llevaba el testigo.

Una vez que terminó el examen, le “dijeron” que se vistiera. Entonces Wolski junto a uno de estos seres dieron un paso atrás en la plataforma, que inmediatamente bajó, deteniéndose a unos 50 cm del suelo.

Durante la investigación se excluyó absolutamente que Wolski hubiera elaborado la historia. Un caso donde no se conoce públicamente si hubo algún mensaje en especial.

Esta experiencia impactó en Polonia, incluso la vendieron en forma de historieta para los niños; en el 2013 se publicó un documental muy serio donde se daban todos los detalles de este acontecimiento.

En el lugar donde se afirma que estuvo ese Ovni, se intaló un monumento que fue construido en el 2005 por la Fundación Nautilus, una organización de los no identificados de Varsovia para recordar este incidente. La inscripción dice: “El 10 de mayo de 1978 en Emilcin un Ovni aterrizó. La verdad nos sorprenderá en el futuro”.

TAGS

TU REACCIÓN
¿QUÉ TE HA PROVOCADO ESTA NOTICIA?
0
QUE CHIDO
0
QUE PICANTE
0
QUE HORROR
0
ME IMPACTA

CONVERSACIONES EN FACEBOOK