SUEÑOS AHOGADOS

Carmen, quien soñaba con ser actriz, permaneció desaparecida durante casi 10 meses hasta que su cuerpo fue hallada en la cisterna de un complejo de departamentos en el que vivia
Redacción
08/01/2015 - 03:00
Durante 10  meses los familiares de la edecán Carmen Yarira Esparza Noriega la buscaron sin descanso. Levantaron denuncias por su desaparición en la Procuraduría capitalina y la PGR, hasta que finalmente la encontraron sin vida dentro de la cisterna del edificio donde vivía, en la Cuauhtémoc.
 
Carmen Yarira, psicóloga de profesión, quien trabajaba como edecán y soñaba con ser actriz, desapareció el 18 de febrero de 2014, según consta en la ficha que elaboró el Centro de Apoyo de Personas Extraviadas y Ausentes (CAPEA) de la Procuraduría capitalina.
 
Las últimas personas que la vieron aquel día indicaron que aparentemente salió del edificio donde vivía, en el número 89 de la calle Río Atoyac, en la colonia Cuauhtémoc, para dirigirse al gimnasio, pues vestía pants, playera y tenis.
 
Su madre y hermana, con quienes mantenía contacto telefónico regularmente, se preocuparon cuando dejó de responder sus llamadas. Al preguntarle a las personas que la conocían les indicaron que no la habían visto.
 
Preocupadas, acudieron a buscarla a su departamento en el condominio residencial Grand Chapultepec. Al ingresar encontraron todo en aparente orden, pues no faltaban sus pertenencias.
 
Sus conocidos dijeron no saber nada de ella. Creyendo que había sido secuestrada por una red de trata de personas, por lo que denunciaron su desaparición en instancias locales y federales, y emprendieron una campaña en redes sociales para localizarla.
 
La búsqueda se amplió a varios estados y aunque temían que algo le hubiera pasado, no creyeron que su cuerpo estuviera en el mismo edificio donde vivió varios meses. 
 
abrieron la cisterna para lavarla.  El pasado 23 de diciembre, cuando se realizaban labores de mantenimiento en el edificio donde vivía, se abrió la cisterna para lavarla, aprovechando que la mayoría de los condóminos estaban de vacaciones. Al hacerlo encontraron el cadáver. 
 
Un reporte de la Policía de Investigación, que forma parte de la averiguación previa FCH/CUH-5/T1/3222/14-12, detalla que se trataba “del cuerpo sin vida de una femenina, no identificada, de entre 28 y 35 años aproximadamente, misma que fue encontrada en el interior de la cisterna del inmueble y se encuentra en proceso de descomposición”.
 
A pesar de su estado, sus familiares supieron que era ella debido a los implantes de busto y cadera, así como por una cirugía que tenía en la nariz. El resultado de la necropsia reveló que murió por estrangulamiento, pero del homicida y el móvil del crimen hasta ahora nada se sabe. Redacción

 

TU REACCIÓN
¿QUÉ TE HA PROVOCADO ESTA NOTICIA?
0
QUE CHIDO
0
QUE PICANTE
0
QUE HORROR
0
ME IMPACTA

CONVERSACIONES EN FACEBOOK