¡Clarketazo!

El cáncer invade el mundo artístico, y es de la mano de Joan Sebastian y Vicente Fernández que le podemos poner rostro y luchar contra la enfermedad
Redacción
06/05/2014 - 05:00

HASTA QUE EL CUERPO AGUANTE

MAURICIO CLARK

El reloj del despertador me anuncia con un tono rítmico (y por demás odioso) que ha llegado la hora de levantarme. Con las piernas más pesadas que bolsas de súper en quincena, me arrastro hasta el baño y me dispongo a adentrarme en el único lugar donde puedo cantar, reflexionar o hasta ganar peleas imaginarias y todo bajo el cobijo del agua calientita: la regadera.

Una vez ahí comienzo a pensar en una nota que leí una noche antes, al armar la orden de edición para el noticiero de la mañana.  Joan Sebastian,  en un concierto de costumbre y en un arrebato de humanidad, les decía a los asistentes: “Tomen muchas fotografías porque pueden ser las últimas que me tomen”.

Hoy por hoy sabemos que este excelente compositor y cantante, tal y como  Juan Gabriel y  Vicente Fernández, es uno de las tantas personas que luchan día a día una batalla cruenta contra la enfermedad que arrebata más y más vidas: el cáncer.

No es novedad que el cáncer (en cualquier parte que se localice) es hoy por hoy uno de los principales ocupantes de las primeras causas de muerte tanto en hombres como mujeres en nuestro país, pero día a día nos alarma verlo cada vez más cerca y si antes era un caso alejado de nuestra realidad, hoy caras conocidas son luchadores incansables contra este mal.

Sin duda estos tres guerreros sin espada son ejemplos de vida, no solamente por el ímpetu con el que enfrentan la vida (o la muerte) todos los días, sino por el legado musical y la pieza clave que han aportado a la cultura mexicana.  Hoy en día los vemos partiéndosela en el escenario, entregándose al público que los vio nacer y arrancándonos aplausos y lágrimas a diestra y siniestra.

Desde que soy niño, los dichos y las frases han sido mi pan de cada día, pero hoy le pongo por fin rostro y nombre a una por demás utilizada:  Hasta que el cuerpo aguante. Tres genios, tres figuras, pero sobre todo,  tres generadores de sentimientos que nos demuestran que dar todo en el escenario es razón suficiente para tomarles fotografías con nuestra mente y guardarlas en la memoria que más dura, la memoria del corazón.

3, 2, 1 ¡Clarketazo!

 @clarketo

 

TU REACCIÓN
¿QUÉ TE HA PROVOCADO ESTA NOTICIA?
0
QUE CHIDO
0
QUE PICANTE
0
QUE HORROR
0
ME IMPACTA

CONVERSACIONES EN FACEBOOK