¡Clarketazo!

Si algo puedo reconocer ampliamente (además de mi gusto por los machines) es considerarme un enorme ‘fan’ de Gloria Trevi
Mauricio Clark
06/01/2015 - 05:00

¡BRAVO GLORIA!

Aún recuerdo aquellos años noventeros cuando, con solo escuchar  ‘Doctor psiquiatra’ ya me había sumado a las filas de sus seguidores. Por esta misma razón es que mi ‘clarketo’ interior curioso se moría de ganas (como un placer culposo) por ir al cine a ver la nueva película que tanta polémica ha despertado, basada en la vida tumultuosa de Gloria de los Ángeles Treviño: Gloria.

A decir verdad y para ser lo más sincero posible, no esperaba nada de esta película más que saciar mi antojo morbosón; de hecho me preparé mentalmente para realizar mi rutina repetitiva cada que visito un cine: comprar unas palomitas grandes, elegir el asiento más atrás posible y, una vez terminada la botana, disponerme a dormir a pierna suelta (admito que lo disfruto de gran manera).

Confieso que durante los cortos me dediqué a devorarme las palomitas y solamente estar atento al largometraje lo suficiente para que me diera sueño, pero no fue así. Jamás pensé decir esto pero, ha sido una de las más grandes sorpresas que he recibido del cine mexicano. Sin ser pretenciosa y no dejando de ser una película rodeada de escándalo, Gloria nos brinda un relato muy bien llevado que, sin caer en el amarillismo o en el morbo total, nos cuenta la historia de una artista arrastrada por la fama.

Lo más destacable de la película sin duda, son las actuaciones de Sofía Espinosa y de Marco Pérez que nos muestran a una Gloria Trevi y a un Sergio Andrade lo más parecidos a la realidad, sin caer en la parodia o en la imitación. La mimetización que lograron con sus personajes es de aplaudirse y nos hacen olvidar, en ciertas partes, que se trata sólo de una interpretación.

La película finaliza con la historia que todos conocemos, Gloria Trevi saliendo de la cárcel en Chihuahua con un  vestido blanco que jamás se borrará de nuestra memoria pero, ¿qué pasa después? Para mí, algo que tuvo que haber rescatado la película es la entrega, la lucha, el esfuerzo y (perdón mi francés), los huevos necesarios que tiene una ‘artistota’ como Gloria Trevi para levantarse del suelo, sacudirse la tierra y ser, hoy por hoy, una de las mejores cantantes, intérpretes y compositoras musicales que tenemos en México. Nos han enseñado que lo importante no es llegar a la cima sino mantenerse, pero no nos enseñaron que cuando nos caemos debemos luchar el doble para poder subir de nuevo y eso mismo es lo que nos ha demostrado Gloria Trevi.

Lejos de hacerme cambiar de opinión respecto a Gloria Trevi, esta película solamente me recordó lo grande que es, el enorme talento que tiene y la fuerza que posee para ser quién es.

Sin duda un fin de semana con un buen sabor de boca (eso y unos buenos tacos de carnitas).

5,4,3,2... ¡Clarketazo!

 

 

TU REACCIÓN
¿QUÉ TE HA PROVOCADO ESTA NOTICIA?
0
QUE CHIDO
0
QUE PICANTE
0
QUE HORROR
0
ME IMPACTA

CONVERSACIONES EN FACEBOOK