Diseña con el corazón

Invita a hacer donativos para regalar cocinas a comunidades de escasos recursos como El Palmital
Elizabeth Palacios
04/06/2014 - 12:00

La cocina es el corazón de una casa. Donde se concentra el calor, las risas, el placer de agradecer los alimentos que día a día unen a muchas familias. Claudia Perdomo descubrió eso hace muchos años, cuando era una niña y acompañaba a sus padres que visitaban comunidades rurales en las faldas del Pico de Orizaba, en su natal Veracruz.

Ha pasado el tiempo. Hoy Claudia tiene 24 años y se ha graduado como diseñadora industrial del Tecnológico de Monterrey, convencida de que el diseño puede —y debe— contribuir a que la vida de las personas sea mejor y más digna.

Quizá por eso, uno de sus trabajos escolares pasó de ser un reto académico a convertirse en un proyecto social que quiere ser una realidad. 

Todo comenzó en un salón de clases, donde el profesor pidió a los alumnos diseñar una cocina. Debían pensar en la gente que la usaría y en el tipo de vivienda donde ésta sería instalada.

La mayoría se interesó por crear modelos modernos para departamentos y casas de gente pudiente. Claudia y Ricardo, su compañero de proyecto, prefirieron mirar hacia donde normalmente no se ve, hacia las necesidades de las viviendas rurales.

Así comenzó su búsqueda, y recorriendo los caminos cercanos a Monterrey, donde ambos estudiaban, un caserío sencillo en medio de la nada les hizo detenerse. Se trataba de la comunidad rural de El Palmital donde aprendieron cómo el ingenio de la gente les lleva a adaptar lo inimaginable para construir una cocina funcional. Así, de las largas charlas junto a los fogones, con el sabor de las tortillas recién salidas del comal y el olor a leña, nació Yolotli, una cocina cuyo nombre de raíz náhuatl resume la esencia de lo que Claudia puso en este proyecto: el corazón.

Fueron meses de mucho trabajo, el proyecto tenía algunos requisitos académicos como el uso de ciertos materiales y algunas técnicas, pero Claudia quería que fuera funcional y, para ello, debían pensar en los espacios reales de El Palmital que, además, enfrentaba un problema serio. La comunidad iba a ser desalojada de las tierras que ocupaba, donde había construido sus precarias viviendas, y no sería la primera vez.

Por eso, Claudia decidió que una de las formas que tenía para ayudar a la gente de El Palmital, y de otras comunidades similares en México, sería diseñando una cocina que, además de ser funcional, mejorara sus condiciones de higiene con un diseño especial para lugares donde no existe agua entubada ni gas o luz eléctrica, y que pudiera ser barata y fácil de transportar en caso de ser necesario.

Hoy, este proyecto busca financiamiento a través de un programa de fondeo colectivo, es decir, que las personas que quieran donar algo para que Claudia pueda realizar los prototipos y avanzar en el camino para que Yolotli sea un corazón con vida propia, pueden hacerlo a través de un sitio de internet. 

Las personas pueden donar desde 100 y hasta 10 mil pesos. Sólo se necesitan 90 mil y hasta el momento se ha recaudado el 60% del monto. 

Todos los donativos tienen como recompensa un producto diseñado por Claudia, vinculado a las prácticas tradicionales de las cocinas mexicanas, incluso un enfriador innovador que está diseñado con base en los principios originales de la solución que usa la gente de El Palmital para enfriar sus alimentos, pues no tienen electricidad.

Ellos utilizan dos macetones, uno grande y uno más pequeño que colocan dentro. Al quedar un espacio libre entre ambos macetones, éste se rellena con tierra, que se mantiene húmeda constantemente. Esta humedad se filtra a través del barro de las macetas y mantiene frescos los alimentos.

Este es sólo un ejemplo de todo el conocimiento que Claudia adquirió durante los meses que pasó con los habitantes de El Palmital y quiere volver para donar al menos una de sus cocinas a quienes le enseñaron grandes lecciones, tanto de diseño, como de la vida.

 "Para mí, el diseño no es más que resolver necesidades. Si veo quién tiene las mayores necesidades en México, creo que ahí es donde debo enfocar mi creatividad”, comentó.Invita

QUE SEA REALIDAD

¿Quieres ayudar a Yolotli? Para conocer detalles y ayudar con donativos, visita la páginahttps://transformadora.ciel.com.mx/P1342/yolotli  La fecha límite para hacer donativos es el jueves 3 de julio

TU REACCIÓN
¿QUÉ TE HA PROVOCADO ESTA NOTICIA?
0
QUE CHIDO
0
QUE PICANTE
0
QUE HORROR
0
ME IMPACTA

CONVERSACIONES EN FACEBOOK