¡Clarketazo!

El filósofo Alfred Stern afirmaba que los dos únicos valores son la vida y la salud, y que la segunda depende de la primera
Mauricio Clark
02/12/2014 - 05:00

¿Por qué Chespirito  es intemporal?

Chespirito fue un filósofo de la vida porque supo hacer malabares con sentimientos que son esenciales para la vida misma.

Es intemporal porque su legado es para hoy, para mañana y para siempre. Don Roberto Gómez Bolaños dibujó como maestro a una sociedad que siempre desea, que siempre espera una muestra de generosidad, de percibir que alguien es capaz de extenderte la mano y decirte:  “Todo saldrá bien”.

Más allá de la comedia o de la ocurrencia que siempre hacían reír, supo dibujar con toda alevosía y ventaja a una madre soltera que protege a su único hijo llamado Kiko, y que al final, invariablemente, comparte su pastel o sus dulces; un hombre solitario que cuida a una niña con el amor y la dulzura de un padre comprometido, que aunque debe muchos meses de renta, es su niña, La Chilindirina, la razón de su vida; un hombre otoñal, maestro y certero en su misión, que busca y vuelve a buscar el amor de Doña Florinda con un ramo de flores y una tacita de café.

El Chavo, a su vez, representa al niño solo, el niño de la calle que, como símbolo, se aloja en un barril y que aspira a comer solo una torta de jamón.

Todos son personajes de este México nuestro de aquí y ahora, del México de los 43 desaparecidos de Ayotzinapa y de un país donde parece que esos valores de la vida y la salud los hemos desaparecido, o mejor dicho, nos han hecho que se esfumen. La muerte de Chespirito debe ser un aguijón para que regresemos a lo básico, a lo elemental que una vecindad de siempre y para siempre dibujada por El Chavo supo descifrar para la posteridad.

Donde los abandonados saben empaparse con la solidaridad y la convivencia. El Chavo nunca tuvo una torta de jamón, pero nos dejó suficientes para que a partir de hoy, desde todos los niveles y, desde todos los rincones, incluyendo a nuestros gobernantes, empecemos a comer a mordiscos suaves nuestra última torta, sin duda, una gran oportunidad para seguir creciendo como sociedad. De no hacerlo así solo seremos testigos de cómo poco a poco nuestro querido México se irá esfumando como un puñado de agua entre las manos.

Sólo requerimos de una torta de jamón.

5, 4, 3, 2... ¡CLARKETAZO!

Espero tus comentarios en mi cuenta oficial de twitter: @clarketo 

 

TU REACCIÓN
¿QUÉ TE HA PROVOCADO ESTA NOTICIA?
0
QUE CHIDO
0
QUE PICANTE
0
QUE HORROR
0
ME IMPACTA

CONVERSACIONES EN FACEBOOK