BOCANADA: José Encarnación Alfaro Cázares

Será integrante de la fracción del PRI en la ALDF ¿Cómo fue que ingresó al PRI? ¿qué hace el PRI para poder ganar en el 2018 el GDF? ¿qué le debe a Beltrones? Conózcalo en esta Bocanada.
02/09/2015 - 17:03

—¿Quién  es José Encarnación Alfaro Cázares?

—Es un ciudadano con vocación política, que tiene un objetivo desde hace muchos años, de servicio al país.

—¿Edad?

—59 años.

 —¿Estado civil?

—Casado, tres hijos, bueno, puedo contar cuatro, porque el primero de mis hijos, Alejandro,  falleció a los dos años. 

—¿De qué murió Alejandro?

—De cáncer en el cerebro.

—¿Qué religión profesas?

—Yo fui bautizado en la Iglesia católica y a los ocho años adopté la religión que se conoce como mormona.

—¿Te fue fácil tu enseñanza en el “Benemérito de las Américas”?

—Ah, fue una etapa extraordinaria, muy  formativa, porque a la formación académica se le unieron principios y valores que me han acompañado toda la vida.

—¿Crees en el infierno?

—Creo que el infierno lo tenemos en vida, igual el cielo.

—¿Eres pecador?

—Sí, por supuesto, si señalamos el pecado como las infracciones a las leyes religiosas…

 —¿Qué te dio por entrar al PRI?

—Yo inicio mi formación política como dirigente estudiantil  en la secundaria y después en la preparatoria, y me llamó mucho la atención entrar a los círculos de estudio del entonces Partido Comunista Mexicano. Me llamó la atención la ideología  socialista, pero no me gustaba que se  rechazara, por ejemplo,  la admiración hacia los héroes nacionales. Cuando se crea el Partido Socialista del Trabajo me adhiero como simpatizante  y es cuando conozco los documentos básicos del PRI de aquel entonces cuando por su filosofía, programa,  antecedentes me pongo a estudiarlo y decido participar en el PRI.  Entro al PRI por convicción ideológica.

 —¿Nunca te ha nacido irte al PRD?

—No, y he tenido amables invitaciones.

 —Tu carrera política ha sido larga, ¿no?

—Sí,  de mucho aprendizaje, y también de aportar, con base en ideas, proyectos a la vida institucional de mi partido.

 —Has tenido cerca de 25 cargos y después de casi 30 años vuelves a ser diputado, en este caso local por el PRI, ¿es una carrera de resistencia o el que persevera alcanza en tu partido?

—Creo que  es una carrera con objetivos…

 —¿No con obstáculos?

—Bueno, lo que pasa es que no es una carrera fácil, más que obstáculos yo diría que de retos que hay que enfrentar  y vencer. El gran objetivo del político es el servicio a la sociedad, a los demás, al país. No se trata de llenar espacios para la ambición personal.  La ambición de ser es importante, pero es más importante la ambición de hacer.

 —¿Los priístas  son ambiciosos?

—En el terrero social, en el terreno político, en el proyecto de nación, por supuesto.

 —¿Hay nuevo PRI?

—Es el PRI con los mismos elementos ideológicos que le dieron origen, con más experiencia y con una nueva actitud. No hay un PRI viejo ni hay un PRI nuevo. Es un PRI con nuevo aprendizaje, con nuevas experiencias y viviendo una nueva etapa histórica.

 —Hay un nuevo PRI con nuevas experiencias… ¿pero con viejas mañas?

—No, las mañas son de los mañosos y en el PRI  hay políticos.

—¿Está ‘aceitando’ el PRI-DF ‘la maquinaria’ para ganar en el 2018 la Jefatura de Gobierno?

—El partido trabaja en el diseño de estrategias que nos permitan ser más eficaces en el terreno electoral, pero para eso debemos ser más eficientes en nuestra comunicación y en la interlocución con la sociedad.

 —¿Te va a ser fácil ser el coordinador de la fracción del PRI en la Asamblea Legislativa?

—Si mis compañeros me dan su confianza y me eligen como coordinador, me será muy interesante poder servir al partido y a la Ciudad de México.

 —¿Le tienen miedo a Morena?

—De ninguna manera, no hay por qué tenerle miedo a un partido político que tiene antecedentes en la división tribal de otro partido político.  Morena representa,  para quienes nos  gusta el estudio de la política, la división frente a  la pérdida de rumbo  de la izquierda en la Ciudad de México.

—¿Qué le debes a tu paisano Manlio Fabio Beltrones?

—Su amistad, su respaldo y su confianza.

—¿Es fácil ser amigo de César Camacho?

—Es, no sólo fácil, yo lo  considero un privilegio. Es un amigo del que se aprende todos los días, es un hombre muy preparado con un sentido político muy claro.

 —Si estuvieras en un desierto y tuvieras solo una botella de agua y tienes  otros dos acompañantes, a quién se la das ¿a Beltrones o a  Camacho?

—Propongo que nos la tomemos entre  los tres.

 —¿Qué prefieres, banda, cumbia o salsa?

—Las tres me gustan, no soy buen bailador. Me gusta  mucho la banda, esa la bailo más o menos bien, y de la cumbia y de la salsa, me muevo.

 —¿Te sabes la ‘Danza del Venado’?

—La he visto, la he estudiado y me atrevería a intentar bailarla, ¿eh?

 —Eres abogado, ¿defenderías a Cuauhtémoc Gutiérrez de la Torre?

—Defenderé  a cualquier mexicano  cuyos derechos estén amenazados o lastimados.

 —¿Es tu amigo Cuauhtémoc Gutiérrez de la Torre?

—Es mi amigo Cuauhtémoc Gutiérrez de la Torre.

 —¿Defenderías a una de sus  presuntas víctimas?

—Si se comprueba que es víctima, por supuesto que sí.

—¿Cuánto cuesta el boleto del Metro?

—Cinco pesos.

 —¿El viaje en Metrobús?

—Cinco pesos.

 —¿Cuánto cuesta el kilo de tortillas?

—Ah, no recuerdo.

—Si fueras una canción ¿cuál serías?

—‘El sueño imposible’.

 

TU REACCIÓN
¿QUÉ TE HA PROVOCADO ESTA NOTICIA?
0
QUE CHIDO
0
QUE PICANTE
0
QUE HORROR
0
ME IMPACTA

CONVERSACIONES EN FACEBOOK