¡Clarketazo!

Compartir lo que pasa por mi vida tecleando varias y repetidas veces en mi computadora ha sido una de las mejores experiencias que he tenido oportunidad de vivir
Mauricio Clark
02/06/2015 - 05:00

Un año con ustedes. ¡Qué rápido pasa el tiempo!

Hace ya un año que comencé esta aventura donde no sólo pude sacar mi lado poético y ver nacer el escritor que vive en mí, sino que pude llegarles por otros lados (con y sin albur).

¿Recuerdan todas las peripecias que les contaba hace 365 días?

Hace 52 semanas me encontraba a unos días de viajar al Mundial de Futbol, que les fui reportando paso a paso (y tragadera a tragadera) por aquel hermoso país.

Los cuerpos ‘chabochos’, los pleitos callejeros, la comida deliciosa, los partidos emocionantes (¿notaron que no fue lo primero que recordé?) y por supuesto, las notas que les compartía semana a semana, fueron el hilo y el vehículo perfecto para poder llegar hasta todos ustedes y ganarme lectores que me han dicho que me siguen por aquí (obviamente incluidos mis familiares entre ellos).

Compartir lo que pasa por mi vida tecleando varias y repetidas veces en mi computadora (que hasta ese entonces sólo me había visto derramar galletas sobre ella o en todo caso servirme de inspiración o risa al ver videos chuscos), ha sido una de las mejores experiencias que he tenido oportunidad de vivir.

Si bien, el poder sacar mis sentimientos es algo que me cuesta muchísimo trabajo, el hacerlo cada lunes es algo que me sirve tanto de terapia como de trabajo personal. ¡Hasta en mis terapeutas se han convertido!

Hay días en que por muy cansado, harto o enojado esté, el hecho de sentarme a escribir algo que sé que llegará a sus manos (aunque muchos lo ocuparán para limpiar vidrios, envolver vasos o hasta usarlo como baño de mascotas), el hecho de usar el periódico impreso para poder llegar hasta ustedes, ha representado para mí un verdadero honor.

Gracias por dejarme acompañarlos en sus viajes matutinos, en sus recorridos vespertinos o mejor aún, en sus noches de trabajo. Gracias por dejarme ser su copiloto en el auto, su vecino en el Metro o su aliado en la ‘chamba’.

¿Por qué no me comentan qué les ha parecido mi trabajo en este año?

Espero que podamos leernos (mutuamente) muchos años más y que este segundo año que hoy comienza, represente un crecimiento para todos (o por lo menos para que yo ya no diga tanta burrada).

Sigamos siendo compañeros en otra vuelta al sol, donde las letras sean lo que nos una.

MIL GRACIAS AMIGOS LECTORES!

Se aceptan consejos, reclamos, regaños, albures, propuestas indecorosas y ‘mentadas de madre’.

5, 4, 3, 2 ¡Clarketazo!

 

TU REACCIÓN
¿QUÉ TE HA PROVOCADO ESTA NOTICIA?
0
QUE CHIDO
0
QUE PICANTE
0
QUE HORROR
0
ME IMPACTA

CONVERSACIONES EN FACEBOOK