LA BANQUETERA: Quesocarnes

Lo que inició como un negocio de frutas se transformó para ofrecer unos deliciosos tacos en Tepito
Paola Ascencio
01/05/2015 - 05:30
Cuando el hambre se vuelve incontrolable y somos como un animal que ruge embravecido por obtener un bocado, no hay mejor lugar para aplacarla que Tepito. En los barrios bravos, los platillos fuertes no pueden faltar.
 
 Aquí no hay quien calme mejor el rugir de tu estómago, que la experiencia de la taquería “Coco Loco”.  Con tacos rebosantes de gruesos pedazos de carne, son ya poco más de dos décadas desde que en este lugar han logrado domar hasta al apetito más salvaje.
 
Iniciaron vendiendo coco en una esquina del barrio. Antonio Morales, ‘El Compayito’, encabezaba su pequeño local cortando y preparando trozos de esta fruta popular. El agua de coco no podía faltar, pero si había algo perfecto para complementar su dulce y fresco sabor, eran sus apetecibles tacos de bistec.
 
LA FAMA. Con el tiempo, la fama de su establecimiento se agrandó con el sabor de sus gruesos pedazos de carne. La fruta quedó en el olvido y el nombre del local quedó para rememorar el comienzo de un nuevo lugar.  Desde entonces, la taquería “Coco Loco” no ha dejado de complacer a cualquiera con el original sazón de su antigua creación.
Se dicen los creadores originales del queso-carne. Y aun si no lo fueran, son los de mejor precio y sabor. Actualmente, y después de 28 años, sus tacos se pueden comer en el mercado 14 del barrio bravo de Tepito.
 
Aquí, las suaves porciones de carne se ponen sobre la plancha de metal en cantidades monumentales. No hay día en que no se termine todo, al finalizar la jornada laboral. 
IRRESISTIBLES. No es sorpresa que todo su menú sea ferozmente atacado. Basta percibir el suave olor a carne cocida —sazonada minuciosamente con sal—, para invitar a tu instinto animal a devorar  la especialidad compuesta  con una blanca, pero crujiente tortilla de harina, que envuelven más de sus cinco carnes cocinadas a la plancha: pechuga, chorizo, bistec, cecina, milanesa y hasta chuleta ahumada. 
 
Los acompañantes siempre están presentes en su barra de concreto. El rábano, el verde y refrescante pepino, los trozos  de papa cocida y el suculento nopal, que saturan aún más de sabor. Si prefieres lo tradicional, a la tortilla de maíz también la puedes encontrar. 
 
Si hay oportunidad, no dejes de probar su famoso queso-carne,  aderezado con cubitos de cebolla brillante y colmado de suaves redes de queso gratinado.
Si tu paladar es más cercano a los vegetales, no dejes de degustar y arrasar con el apetitoso queso-hongo con  dientes dorados de elote,  tocino y  bañados en queso Oaxaca derretido
TU REACCIÓN
¿QUÉ TE HA PROVOCADO ESTA NOTICIA?
0
QUE CHIDO
0
QUE PICANTE
0
QUE HORROR
0
ME IMPACTA

CONVERSACIONES EN FACEBOOK